Aston Martin DBX

Astonmartin.com

El DBX simula las líneas de un deportivo con cinco puertas por la parte superior, y por la parte inferior una altura libre algo más generosa. Las llantas de serie son de 22 pulgadas de diámetro y las dimensiones totales de 5,03 x 1,99 x 1,68 metros de largo, ancho y alto respectivamente.

Toda la carrocería está moldeada en aluminio, dejando el peso final del conjunto en 2.245 kg. la potencia es de 550 CV y el par motor asciende a 700 Nm, pero con una respuesta específica para el tipo de coche en el que va montado ahora. La línea de escape cuenta con válvula activa y su tonalidad ha sido afinada con mimo.

Luce una parrilla central muy llamativa y unos grupos ópticos ovalados, con unas luces Led diurnas rectangulares, pero con esquinas curvas. En la zaga, los diseñadores han tomado como fuente de inspiración al Vantage y la mejor prueba de ello son esas ópticas que se extienden de un lado a otro. También encontramos dos alerones, uno en el portón y otro que se extiende desde el techo.

 Otros detalles destacados son una consola central que crea una estética elegante y flotante y que ofrece espacio de almacenamiento para objetos de cierto tamaño, como un bolso o botellas de agua de 1,5 litros. Su ubicación y diseño permite que estén ubicados cerca de la mano, sin ocupar el asiento del pasajero y lejos de la suciedad que se produce en las alfombrillas del suelo del coche. Otros detalles destacados son la presencia de un techo de cristal panorámico y amplias ventanas laterales.

Incluye una sofisticada suspensión neumática desarrollado específicamente para este modelo. Cuenta con un sistema de control eléctrico antivuelco de 48 voltios y amortiguadores electrónicos adaptativos, lo que significa que la altura del DBX se puede aumentar en 45 mm o bajar en 50 mm dependiendo del terreno.

Delante del volante se asienta un cuadro de mandos totalmente digital con pantalla de 12,3 pulgadas, escoltado en el centro de la consola central por una segunda pantalla de 10,25 pulgadas con acceso a Apple CarPlay, cámara de 360º o iluminación ambiental.

Además de ser el primer SUV, también es el primer coche de Aston Martin con capacidad para cinco ocupantes. Los asientos traseros pueden abatirse en configuración 40-20-40 y el maletero tiene una capacidad de632 litros.