BMW 530e iPerformance

El elegante BMW Serie 5 híbrido enchufable lleva el  nombre de 530w iPerformance. Se reconoce por sus listones verticales azules en la parrilla y un tomacorriente debajo de una puertilla adelante a la izquierda. En una estación de alto voltaje, las baterías se recargan en tres horas.

BMW 530e iPerformance,  es una versión del BMW Serie 5 con tecnología híbrida enchufable de tipo «plug in» (PHEV),  con unos 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico puro y con  252 CV de potencia

La tecnología híbrida del BMW 530e iPerformance se compone de un motor de gasolina turbo 2.0 TwinPower de 184 CV y 29,5 mkg de par, y un motor eléctrico de 95 CV y 25 mkg de par. Combina un motor 2 litros turbo de 4 cilindros y un motor eléctrico Para gestionar esta dinámica y mecánica, cuenta con la caja de cambios automática de 8 velocidades Steptronic, y con varios modos de conducción con los que el conductor puede influir considerablemente en el consumo. Específicamente, al tratarse de un híbrido, el 530e maneja los conocidos Auto eDrive, Max eDrive y Battery Control. El sistema iDrive permite controlar todos los menús del coche condensados a través de la pantalla táctil de 10 pulgadas

Los dos asientos delanteros cuentan con muchas posibilidades de regulación eléctrica y sensores táctiles que nos enseñan en la pantalla las posibilidades de cada botón

En el interior junto a los mandos de los sensores de aparcamiento el 530e añade el botón eDrive. Apretándolo aparecen en la pantalla principal del salpicadero los distintos modos con los que podemos usar el sistema de propulsión híbrido: AUTO eDRIVE, MAX eDRIVE y BATTERY CONTROL.

El vehículo puede cargarse en un enchufe doméstico corriente con el cable de carga suministrado o en puntos de carga públicos mediante un cable disponible en Accesorios BMW. Con el sistema de navegación y la aplicación BMW Connected, podemos consultar la localización y disponibilidad de los puntos de carga más convenientes.