El secreto del agua de arroz

La próxima vez que necesites cocer arroz no tires el agua. En ella se encuentran múltiples beneficios.

El agua de haber cocido arroz está llena de propiedades para la piel, vitaminas y minerales, alantonin y ácidos ferullico, especialmente antioxidantes que tienen efecto antiinflamatorios sobre la piel.

También contiene Inositol (promueve el crecimiento celular) puede retrasar el envejecimiento y es estimulante del flujo sanguíneo, lo que disminuye la apariencia de los poros abiertos y da más vitalidad al rostro.

Además, puedes cocer arroz con un “Triple propósito”:

– Salud

– Alimentación

– Belleza.

Cada vez que cuezas arroz guarda el agua en un recipiente aparte Es en esa agua donde este cereal ha liberado algunas de sus más útiles propiedades.

Se puede beber mientras está caliente, endulzar un poco o puedes dejar que se enfríe y tomarla tal cual. De esa forma te proporciona energía, mejora el tránsito intestinal, alivia dolores estomacales, náuseas, vómitos, regula la temperatura del cuerpo, estimula la producción de leche materna, previene y cura el estreñimiento, es buen remedio para las irritaciones cutáneas y puedes utilizarla para aclarar el cabello y así darle más fuerza y brillo.

Lavando la cara habitualmente con agua de cocción de arroz tu piel será más suave y se disimularán los poros faciales, ya que ayuda a abrir los que se han cerrado y por ende a mantener la piel más limpia.

La próxima vez que cuezas arroz ¿Vas a tirar esa agua?

La importancia de leer las etiquetas

La ley que regula el etiquetado de los alimentos y toda la normativa existe, aunque ya se sabe que quien inventa la ley en ocasiones da pie a inventar la trampa

Recordemos términos como el conocido “bio” o «eco» que desapareció misteriosamente de gran cantidad de productos tras una sentencia que marcaba las pautas para llamar así a los alimentos que deberían encontrarse dentro de estas denominaciones, bajo penalización a las grandes compañías

Las denominaciones de los productos juegan con las palabras, adjetivos, imágenes, en el nombre o en la descripción del alimento, usan términos que inducen a confusión o bien omiten algunas palabras.

El resultado es que el consumidor cree estar comprando y comiendo una cosa… y en realidad no lo

¿Debemos estar alerta?

De manera general, sólo aquellas personas que tienen alguna patología, intolerancia, alergia o preferencia alimentaria leen la lista de ingredientes en los productos que adquieren

Aprender a leer las etiquetas de los alimentos debería ser una cuestión de estado y ser asignatura obligatoria en los centros escolares.

Nos facilitaría el trabajo a los dietistas y sería una medida más que favorable para evitar muchas enfermedades vinculadas al exceso en el consumo habitual de ultraprocesados.

Lo que callan las etiquetas

A veces la clave está en la palabra que falta.

Todo en el envase finge ser lo que tú crees que es, pero en realidad no lo dice en ningún sitio: rallado o lonchas que no dice queso, picada que no dice carne.

Esas palabras que faltan en la etiqueta no se omiten sin querer, o por azar, o porque quieran acortar la denominación, sino porque, con la normativa en la mano, lo que nos están tratando de vender no será queso, sino un preparado lácteo,  ni será carne picada sino un preparado de carne.

Debemos estar atentos y leer, entender y comprender que dicen y lo que callan: esas palabras que faltan deberían hacerte mirar con más cuidado la letra pequeña y la lista de ingredientes.

Elegir «alimentos» en vez de «productos»

Un último apunte, pocas etiquetas encontraremos en los alimentos frescos, de temporada y km 0.

Apuesta por una alimentación sostenible. No es por moda, está en juego tu salud y la de tu entorno a medio y largo plazo

Fuentes OCU y AECOSAN

Por Gentileza de Cristinatur

Tarta de queso de Tenerife

El reto del reposo

En Abril pasado fue el campeonato Nacional de Tartas de queso con una gran variedad y todas con un gran sabor.

Con los excelentes quesos que tenemos en Canarias hoy haremos esta tarta con un queso muy especial en sabor y aroma, el queso curado de cabra Montesdeoca.

Ingredientes: Queso crema 250 g., huevos “M” 6, azúcar 140 g., harina 60 g., mantequilla 60 g., leche 100 ml., maicena 20 g. queso de cabra curado Montesdeoca 50 g. y sal.

Procedimiento: En baño maría poner la leche, queso crema y la mantequilla, mezclar hasta que quede bien homogéneo, añadir la harina, maicena y sal tamizados, mezclar bien y añadir las yemas y el queso curado rallado en polvo. Por otro lado montar las claras añadiendo el azúcar paulatinamente e incorporar con movimientos envolventes a la masa ya preparada.

Preparar para un baño maría que quepa el molde y si es desmontable envolverle desde la base con papel aluminio, pues si entra agua arruina el trabajo, precalentar a 120°C; el molde con un papel en el fondo y engrasado.

 Una vez en la temperatura poner el molde con la masa de la tarta y hornear por 20 minutos, subir la temperatura a 150°C y cocinar 15 minutos más, apagar el horno abrir la puerta y volver a cerrar, volver a encender y mantener la temperatura a 100°C por 20 minutos más, abrir de nuevo la puerta y cerrar, cocinar por 20 minutos más a 100°C de nuevo apagar y dejar la puerta entreabierta con un paño. A los 20 minutos abrir el horno y esperar a que se pueda coger con las manos y terminar de enfriar. Cuando esté bien fría se podrá desmoldar, estas tartas crecen mucho y el reto está en el enfriado.

Una vez terminada untar por arriba con «Miel de palma» jarabe de guarapo de palma, pero cuando está bien fría sino la absorbería.

Por gentileza de Restsur Catering.

Recetas del mundo – Bondiola de cerdo

Ingredientes: 


4 cebollas medianas
1 kg de bondiola de cerdo
3 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de salsa de soja
¾ l de vino rosado
Sal  a gusto


Ingredientes para la guarnición:
1 kg de boniatos
1 cucharada de miel
1 ramito de romero fresco
Sal y pimienta, a gusto
Elaboración:
Pelar las cebollas y cortarlas en cuartos.
Sellar la bondiola y las cebollas en una sartén caliente con una cucharada abundante de aceite de oliva, girando la bondiola.
Apagar el fuego y agregar el azúcar.
Incorporar la salsa de soja, raspar el fondo de cocción y pasar la preparación con sus jugos a una fuente para horno.
Incorporar el vino y la sal; tapar con papel aluminio y cocinar durante una hora en horno moderado.


Procedimiento para guarnición:
Cortar los boniatos en cubos grandes y ponerlos en una fuente para horno con una cucharada generosa de oliva, la miel y el romero.
Salpimentar, mezclar y hornear hasta que estén tiernos, una media hora aproximadamente.
Retirar la bondiola del horno, filetear y rociar con el jugo de cocción.

Medicinas naturales- Hoy comemos calabaza

La calabaza es el antioxidante por excelencia de la pirámide alimentaria.

Además, su contenido en fibra, vitaminas y minerales las hacen indispensable en cualquier dieta.

-Carotenos, en su pulpa que se transforman en vitamina A en nuestro organismo

Junto a los puerros tiene la habilidad de impedir el aumento del tamaño en la próstata.

A pesar de que esta hiperplasia benigna no es tan grave como el cáncer, es una inflamación que se da habitualmente en varones mayores de 50 años y suele ser bastante molesta.

Se ha comprobado la importancia de los carotenos en la prevención de otras enfermedades degenerativas como la pérdida de audición.

-Cumarinas, sustancias también antioxidantes capaces de neutralizar los radicales libres.

-Licopenos, otro componente antioxidante que se encuentra en la pulpa y reduce la probabilidad de padecer cáncer de próstata, pulmón, estómago, vejiga y cuello de útero. Tiene además la propiedad de disminuir el colesterol en sangre

-Vitamina C, 100 gramos de calabaza proporciona casi la mitad de las necesidades diarias de esta vitamina en nuestro organismo.

Junto a los carotenos ayudan a mantener la buena salud arterial y previene la aparición de la arterioesclerosis,  depósitos de placas en las arterias.

-Ácido fólico. Además de intervenir en la salud del sistema nervioso, ayuda a proteger el corazón de posibles ataques cardíacos

Es ideal para perder peso por su elevadísimo contenido en agua (100 gramos de calabaza contiene unas 13 calorías) y en potasio.

El potasio aumenta la diuresis y ayuda a prevenir la retención de líquidos.

La calabaza es un alimento muy saciante. A pesar de sus reducidas calorías, su ingesta frena el hambre y elimina la necesidad de consumir otro tipo de alimentos menos apropiados en las dietas de adelgazamiento.

Contiene gran cantidad de fibra por lo que previene el estreñimiento y ayuda a eliminar toxinas de los intestinos.

Es rica en Hidratos de carbono, pero su elevado contenido en fibra hace que se absorban de manera lenta por lo que mantiene los niveles adecuados de azúcar en sangre, resultando muy apropiada para los enfermos de diabetes y más desde que se ha comprobado que es un alimento que estimula al páncreas.

Por gentileza de Cristinatur

La cebolla y sus beneficios

Existen muchas variedades y tipos de cebolla (blanca, morada, tierna, etc.) y formas de consumirla (cruda, cocida, caramelizada, en jarabe)

Es, sin duda, uno de los alimentos imprescindibles en nuestra cocina, prácticamente podemos tomarla y cocinarla de mil maneras y sirve para condimentar cualquier plato.

Pero además de sus propiedades culinarias, las propiedades nutricionales e incluso medicinales de la cebolla hacen que sea un alimento altamente recomendable.

El principal componente de la cebolla, con diferencia, es el agua. Supone el 90 % de su composición. Por ello, sorprende que en el 10% restante encontremos tantos nutrientes y con tantas propiedades beneficiosas.

  • Aceites esenciales, responsables de la mayoría de las propiedades de la cebolla, aunque también del molesto lagrimeo que sufrimos cuando las troceamos.
  • Vitaminas del grupo B, necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y del inmunitario.
  • Vitamina E y C, con potente acción antioxidante.
  • Aminoácidos esenciales
  • Fibra.
  • Múltiples minerales y oligoelementos como potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y azufre entre otros.

Una de las propiedades más conocidas de la cebolla es la acción diurética, por lo que se recomienda a personas con insuficiencia renal, gota, cálculos renales, edemas o hipertensión. 

Por su efecto diurético, pero también por su alto contenido en agua y fibra y bajo en grasas y azúcares, es indispensable en cualquier dieta.

Tiene acción expectorante, así como bactericida y fungicida.

Es muy útil en procesos como resfriados, catarros, bronquitis, faringitis y otras afecciones respiratorias.

De hecho, un remedio muy usado en estos casos, es colocar una cebolla partida por la mitad al lado de la cama por la noche para facilitar el proceso de respiración.

Es un potente cardioprotector gracias a su propiedad antitrombótica, además tiene capacidad de disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos y es hipotensora, siempre que se consuma de forma habitual.

La tan conocida acción depurativa de la cebolla se debe a que es capaz de eliminar las toxinas y fermentos que se producen en el estómago tras la digestión, proceso que también favorece al estimular al hígado, páncreas y vesícula para que segreguen las sustancias necesarias.

Estas propiedades solo se dan cuando se consume cruda.

Deberán evitar un consumo excesivo aquellas personas que sufran de acidez estomacal o tengan tendencia a la flatulencia o meteorismo.

Las propiedades de la cebolla son innumerables, fortalecer el cabello, el sistema inmune, los bronquios etc.

Es por ello que os invito a investigar más sobre esta económica y saludable verdura que no puede faltar en nuestra despensa.

Panna Cotta

La Panna Cotta es un postre Italiano sencillísimo de preparar y que gusta mucho por su cremosidad y por acompañar los sabores de la fruta fresca. Hoy la haremos con una salsa de fresas y la acompañaremos con fresas troceadas.

Ingredientes para preparar Panna Cotta


400 ml. de nata líquida. 
1,5 hojas de gelatina o 34 gr. de gelatina en láminas. 
1 ramita de vainilla. 
40 gr. de azúcar. 

Para la salsa de fresas: 

250 gr. de fresas 
60 gr. de azúcar.

Para hacer la Panna Cotta, remojaremos las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría. Quedarán a remojo unos 15 minutos, hasta que estén bien blandas. 

Tomamos un cazo y calentamos la nata, junto con el azúcar y la vainilla. Dejamos que llegue a hervir. En este momento, apagamos el fuego, retiramos la ramita de vainilla, añadimos las láminas de gelatina y removemos hasta que se integren bien con la nata. 

Colamos la mezcla, pasándola a una jarrita y la distribuimos en cuencos, moldes, o flaneras. Dejaremos que cuajen en la nevera, tardará unas 4 horas. 

Para preparar la salsa de fresas, lavamos y picamos las fresas en trozos pequeños. Las calentamos en un cazo, junto con el azucar y las vamos aplastando con la ayuda de un tenedor. Cuando el azúcar se haya derretido, y esté caramelizado junto con las fresas, apagamos el fuego y pasamos la mezcla a un vaso de batidora. Lo batimos bien, para que quede una salsa fina y con un color rojo vivo. 

Cuando haya cuajado la Panna cotta podremos desmoldarla, ponerle la salsa de fresa por encima y acompañarla de algunas fresas naturales. Finalmente, sólo queda disfrutar.

Leche vegetal

Leche vegetal, opción saludable

 

Las leches vegetales han sumado adeptos en los últimos años.

Han pasado de ser un producto para personas con intolerancia a la leche de origen animal, a ser una bebida láctea vegetal incluida en dietas para todas las edades y condiciones.

Algunos de los beneficios que se le atribuyen son:

  • No contienen colesterol, ya que este es exclusivo en los alimentos de origen animal. Incluso la leche de soja contiene algunos elementos que ayudan a disminuirlo
  • Son pobres en sodio por lo que resultan bastante apropiadas para personas con insuficiencia renal, gota, celulitis o retención de líquidos
  • Por su valor nutritivo facilitan la digestión y son ideales para deportistas o personas que padezcan astenia o cansancio. Gastritis, digestiones pesadas o difíciles, enfermedad de Chron y colon irritable son más llevaderas consumiendo este tipo de lácteo vegetal.
  • No contienen lactosa, estimulantes y es una bebida totalmente recomendable para cuidar nuestros huesos y para personas con fibromialgia u osteoporosis

Las principales o más conocidas son la bebida de soja, arroz, avena, chufa o almendras pero también son cada vez más consumidas las de alpiste, kamut, mijo o espelta, amaranto, quinoa, avellana, nuez, sésamo, coco o castaña.

Una de las más sencillas de preparar es la leche de arroz.

Es la bebida vegetal más ligera, pobre en grasas y proteínas y rica en azúcares por o que se toma principalmente como reconstituyente. Además de facilitar la digestión mejora considerablemente el diagnóstico en personas con problemas estomacales

Para elaborar un litro necesitamos:

1-Lavar repetidamente 300 gramos de arroz integral para eliminar todas las impurezas

2-Ponerlo a remojo durante 30 minutos

3-Mezclarlo con un litro de agua

4-Triturar hasta que la mezcla quede bien molida y colar con la ayuda de un colador muy fino

5-Se puede endulzar con azúcar moreno, miel de caña o palma e inclusive aderezar con especias como la canela.

6-Conservar en el refrigerador

Son muchas las alternativas y recetas que podemos elaborar con la leche vegetal así que sólo me resta decir”Imaginación al poder”

 

Por gentileza de Cristinatur

Ensalada César

Ingredientes Para 4 personas:

Jugo de limón
1 cucharada de alcaparras
1 lechuga
6 hojas de roble
Sal
1 cucharada de mostaza
Aceite de oliva
Pimienta
12 rebanadas de pan
2 dientes de ajo
2 yemas de huevo
200 gr. de queso
4 filetes de anchoa

Empezaremos haciendo la salsa que caracteriza a este plato.
Para esto pelar los dientes de ajo y picarlos en trozos pequeños.
Las anchoas asimismo  cortar en trozos pequeños.
Machacar los dos ingredientes en el mortero para conjuntarlos en uno solo.
Logrado esto, echar las yemas de huevo, y batir mientras se echa un chorrito de aceite de oliva, hasta formar una pasta homogénea.
Echar jugo de limón, un tanto de mostaza y sal y remover..
Cortar las rebanadas de pan en cuadraditos y  rehogar un tanto en aceite de oliva, a fin de que se torren.
Lavar bien las lechugas y hojas de roble a fin de que queden bien limpias, y  cortar para repartirlas en una fuente o bien una bandeja.
Extender la cucharada de alcaparras, el queso y los picatostes de pan.
Aderezar bien con aceite de oliva, salpimentar al gusto y cubrir con la salsa cesar.

Lasaña vegetal

La lasaña es una pasta tradicional de Italia que ha viajado por todo el mundo conquistando los paladares más exquisitos. Si bien se prepara utilizando masa, con esta receta podrás preparar de manera sencilla una lasaña completamente de vegetales

Para 1 porción: 

-2 champiñones grandes
-1 taza de anacardos remojados durante 4 horas.
-1 puñado de espinacas
-1 tomate
-1 aguacate  grande
-1 calabacín
-Aceite de oliva
-1 limón
-Cantidad necesaria de agua
-Sal
Hojas de rúcula fresca

  1. Cortar en láminas muy finas el tomate, el calabacín. el aguacate y los champiñones.
  2. Mezclar los champiñones con el jugo de medio limón, el aceite de oliva y sal. Dejar reposar.
  3. Preparar una crema de espinaca batiendo las castañas ya ablandadas con un poco de agua, jugo de medio limón, sal y las espinacas hasta conseguir una preparación cremosa, no demasiado líquida.
  4. Armar la lasaña alternando todos los ingredientes al gusto.

Para acompañar, servir con rúcula y unas gotas de vinagre. Tendrás una comida rápida , sana y sabrosa.