Medicinas naturales- Hoy comemos calabaza

La calabaza es el antioxidante por excelencia de la pirámide alimentaria.

Además, su contenido en fibra, vitaminas y minerales las hacen indispensable en cualquier dieta.

-Carotenos, en su pulpa que se transforman en vitamina A en nuestro organismo

Junto a los puerros tiene la habilidad de impedir el aumento del tamaño en la próstata.

A pesar de que esta hiperplasia benigna no es tan grave como el cáncer, es una inflamación que se da habitualmente en varones mayores de 50 años y suele ser bastante molesta.

Se ha comprobado la importancia de los carotenos en la prevención de otras enfermedades degenerativas como la pérdida de audición.

-Cumarinas, sustancias también antioxidantes capaces de neutralizar los radicales libres.

-Licopenos, otro componente antioxidante que se encuentra en la pulpa y reduce la probabilidad de padecer cáncer de próstata, pulmón, estómago, vejiga y cuello de útero. Tiene además la propiedad de disminuir el colesterol en sangre

-Vitamina C, 100 gramos de calabaza proporciona casi la mitad de las necesidades diarias de esta vitamina en nuestro organismo.

Junto a los carotenos ayudan a mantener la buena salud arterial y previene la aparición de la arterioesclerosis,  depósitos de placas en las arterias.

-Ácido fólico. Además de intervenir en la salud del sistema nervioso, ayuda a proteger el corazón de posibles ataques cardíacos

Es ideal para perder peso por su elevadísimo contenido en agua (100 gramos de calabaza contiene unas 13 calorías) y en potasio.

El potasio aumenta la diuresis y ayuda a prevenir la retención de líquidos.

La calabaza es un alimento muy saciante. A pesar de sus reducidas calorías, su ingesta frena el hambre y elimina la necesidad de consumir otro tipo de alimentos menos apropiados en las dietas de adelgazamiento.

Contiene gran cantidad de fibra por lo que previene el estreñimiento y ayuda a eliminar toxinas de los intestinos.

Es rica en Hidratos de carbono, pero su elevado contenido en fibra hace que se absorban de manera lenta por lo que mantiene los niveles adecuados de azúcar en sangre, resultando muy apropiada para los enfermos de diabetes y más desde que se ha comprobado que es un alimento que estimula al páncreas.

Por gentileza de Cristinatur

La cebolla y sus beneficios

Existen muchas variedades y tipos de cebolla (blanca, morada, tierna, etc.) y formas de consumirla (cruda, cocida, caramelizada, en jarabe)

Es, sin duda, uno de los alimentos imprescindibles en nuestra cocina, prácticamente podemos tomarla y cocinarla de mil maneras y sirve para condimentar cualquier plato.

Pero además de sus propiedades culinarias, las propiedades nutricionales e incluso medicinales de la cebolla hacen que sea un alimento altamente recomendable.

El principal componente de la cebolla, con diferencia, es el agua. Supone el 90 % de su composición. Por ello, sorprende que en el 10% restante encontremos tantos nutrientes y con tantas propiedades beneficiosas.

  • Aceites esenciales, responsables de la mayoría de las propiedades de la cebolla, aunque también del molesto lagrimeo que sufrimos cuando las troceamos.
  • Vitaminas del grupo B, necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y del inmunitario.
  • Vitamina E y C, con potente acción antioxidante.
  • Aminoácidos esenciales
  • Fibra.
  • Múltiples minerales y oligoelementos como potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y azufre entre otros.

Una de las propiedades más conocidas de la cebolla es la acción diurética, por lo que se recomienda a personas con insuficiencia renal, gota, cálculos renales, edemas o hipertensión. 

Por su efecto diurético, pero también por su alto contenido en agua y fibra y bajo en grasas y azúcares, es indispensable en cualquier dieta.

Tiene acción expectorante, así como bactericida y fungicida.

Es muy útil en procesos como resfriados, catarros, bronquitis, faringitis y otras afecciones respiratorias.

De hecho, un remedio muy usado en estos casos, es colocar una cebolla partida por la mitad al lado de la cama por la noche para facilitar el proceso de respiración.

Es un potente cardioprotector gracias a su propiedad antitrombótica, además tiene capacidad de disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos y es hipotensora, siempre que se consuma de forma habitual.

La tan conocida acción depurativa de la cebolla se debe a que es capaz de eliminar las toxinas y fermentos que se producen en el estómago tras la digestión, proceso que también favorece al estimular al hígado, páncreas y vesícula para que segreguen las sustancias necesarias.

Estas propiedades solo se dan cuando se consume cruda.

Deberán evitar un consumo excesivo aquellas personas que sufran de acidez estomacal o tengan tendencia a la flatulencia o meteorismo.

Las propiedades de la cebolla son innumerables, fortalecer el cabello, el sistema inmune, los bronquios etc.

Es por ello que os invito a investigar más sobre esta económica y saludable verdura que no puede faltar en nuestra despensa.

Panna Cotta

La Panna Cotta es un postre Italiano sencillísimo de preparar y que gusta mucho por su cremosidad y por acompañar los sabores de la fruta fresca. Hoy la haremos con una salsa de fresas y la acompañaremos con fresas troceadas.

Ingredientes para preparar Panna Cotta


400 ml. de nata líquida. 
1,5 hojas de gelatina o 34 gr. de gelatina en láminas. 
1 ramita de vainilla. 
40 gr. de azúcar. 

Para la salsa de fresas: 

250 gr. de fresas 
60 gr. de azúcar.

Para hacer la Panna Cotta, remojaremos las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría. Quedarán a remojo unos 15 minutos, hasta que estén bien blandas. 

Tomamos un cazo y calentamos la nata, junto con el azúcar y la vainilla. Dejamos que llegue a hervir. En este momento, apagamos el fuego, retiramos la ramita de vainilla, añadimos las láminas de gelatina y removemos hasta que se integren bien con la nata. 

Colamos la mezcla, pasándola a una jarrita y la distribuimos en cuencos, moldes, o flaneras. Dejaremos que cuajen en la nevera, tardará unas 4 horas. 

Para preparar la salsa de fresas, lavamos y picamos las fresas en trozos pequeños. Las calentamos en un cazo, junto con el azucar y las vamos aplastando con la ayuda de un tenedor. Cuando el azúcar se haya derretido, y esté caramelizado junto con las fresas, apagamos el fuego y pasamos la mezcla a un vaso de batidora. Lo batimos bien, para que quede una salsa fina y con un color rojo vivo. 

Cuando haya cuajado la Panna cotta podremos desmoldarla, ponerle la salsa de fresa por encima y acompañarla de algunas fresas naturales. Finalmente, sólo queda disfrutar.

Leche vegetal

Leche vegetal, opción saludable

 

Las leches vegetales han sumado adeptos en los últimos años.

Han pasado de ser un producto para personas con intolerancia a la leche de origen animal, a ser una bebida láctea vegetal incluida en dietas para todas las edades y condiciones.

Algunos de los beneficios que se le atribuyen son:

  • No contienen colesterol, ya que este es exclusivo en los alimentos de origen animal. Incluso la leche de soja contiene algunos elementos que ayudan a disminuirlo
  • Son pobres en sodio por lo que resultan bastante apropiadas para personas con insuficiencia renal, gota, celulitis o retención de líquidos
  • Por su valor nutritivo facilitan la digestión y son ideales para deportistas o personas que padezcan astenia o cansancio. Gastritis, digestiones pesadas o difíciles, enfermedad de Chron y colon irritable son más llevaderas consumiendo este tipo de lácteo vegetal.
  • No contienen lactosa, estimulantes y es una bebida totalmente recomendable para cuidar nuestros huesos y para personas con fibromialgia u osteoporosis

Las principales o más conocidas son la bebida de soja, arroz, avena, chufa o almendras pero también son cada vez más consumidas las de alpiste, kamut, mijo o espelta, amaranto, quinoa, avellana, nuez, sésamo, coco o castaña.

Una de las más sencillas de preparar es la leche de arroz.

Es la bebida vegetal más ligera, pobre en grasas y proteínas y rica en azúcares por o que se toma principalmente como reconstituyente. Además de facilitar la digestión mejora considerablemente el diagnóstico en personas con problemas estomacales

Para elaborar un litro necesitamos:

1-Lavar repetidamente 300 gramos de arroz integral para eliminar todas las impurezas

2-Ponerlo a remojo durante 30 minutos

3-Mezclarlo con un litro de agua

4-Triturar hasta que la mezcla quede bien molida y colar con la ayuda de un colador muy fino

5-Se puede endulzar con azúcar moreno, miel de caña o palma e inclusive aderezar con especias como la canela.

6-Conservar en el refrigerador

Son muchas las alternativas y recetas que podemos elaborar con la leche vegetal así que sólo me resta decir”Imaginación al poder”

 

Por gentileza de Cristinatur

Ensalada César

Ingredientes Para 4 personas:

Jugo de limón
1 cucharada de alcaparras
1 lechuga
6 hojas de roble
Sal
1 cucharada de mostaza
Aceite de oliva
Pimienta
12 rebanadas de pan
2 dientes de ajo
2 yemas de huevo
200 gr. de queso
4 filetes de anchoa

Empezaremos haciendo la salsa que caracteriza a este plato.
Para esto pelar los dientes de ajo y picarlos en trozos pequeños.
Las anchoas asimismo  cortar en trozos pequeños.
Machacar los dos ingredientes en el mortero para conjuntarlos en uno solo.
Logrado esto, echar las yemas de huevo, y batir mientras se echa un chorrito de aceite de oliva, hasta formar una pasta homogénea.
Echar jugo de limón, un tanto de mostaza y sal y remover..
Cortar las rebanadas de pan en cuadraditos y  rehogar un tanto en aceite de oliva, a fin de que se torren.
Lavar bien las lechugas y hojas de roble a fin de que queden bien limpias, y  cortar para repartirlas en una fuente o bien una bandeja.
Extender la cucharada de alcaparras, el queso y los picatostes de pan.
Aderezar bien con aceite de oliva, salpimentar al gusto y cubrir con la salsa cesar.

Lasaña vegetal

La lasaña es una pasta tradicional de Italia que ha viajado por todo el mundo conquistando los paladares más exquisitos. Si bien se prepara utilizando masa, con esta receta podrás preparar de manera sencilla una lasaña completamente de vegetales

Para 1 porción: 

-2 champiñones grandes
-1 taza de anacardos remojados durante 4 horas.
-1 puñado de espinacas
-1 tomate
-1 aguacate  grande
-1 calabacín
-Aceite de oliva
-1 limón
-Cantidad necesaria de agua
-Sal
Hojas de rúcula fresca

  1. Cortar en láminas muy finas el tomate, el calabacín. el aguacate y los champiñones.
  2. Mezclar los champiñones con el jugo de medio limón, el aceite de oliva y sal. Dejar reposar.
  3. Preparar una crema de espinaca batiendo las castañas ya ablandadas con un poco de agua, jugo de medio limón, sal y las espinacas hasta conseguir una preparación cremosa, no demasiado líquida.
  4. Armar la lasaña alternando todos los ingredientes al gusto.

Para acompañar, servir con rúcula y unas gotas de vinagre. Tendrás una comida rápida , sana y sabrosa.

Empanadas Tucumanas

Ingredientes para 24 empanadas:

½ kilo de carne de ternera picada

¼ kilo de patatas

Pimentón

Orégano

Ají molido picante

2 cebollas

½ cucharadita de tomillo

½ cucharadita de comino

Sal

Aceite

Preparación:

Se pican las cebollas finas se rehogan en aceite y al dorarse se agrega la carne picada. Se condimenta con sal, tomillo, comino, ají molido picante y pimentón.

En una cazuela con agua hirviendo con sal, se cuecen las patatas peladas y cortadas en trozos pequeños. Una vez cocidas se agregan a la carne con cebolla y se mezcla bien.

Rellenar los discos de masa para empanadillas con el relleno, se cierran y se fríen en abundante aceite caliente hasta que queden doradas.

Postre Chajá

Este postre uruguayo, con nombre de pájaro, forma parte de las originalidades uruguayas que desde hace 90 años viene endulzando a su gente.

Entremos en la parte manual de este postre, pues es una tarta que se hace a mano, hasta la fecha se ha resistido a las maquinas, aunque podemos obtener algunos componentes ya preparados.

Preparemos pues esta delicia en 5 pasos con los siguientes ingredientes:

Para el bizcochuelo:(molde engrasado de 24cm), huevos 6, azúcar 180g, harina 180g y esencia de vainilla 1 cta.

Para el relleno: Merengues tostados (Suspiros) 200g, dulce de leche 500g, crema de leche 500g, azúcar 50g.

Más opciones de relleno son con duraznos (melocotón en almíbar) y de frutilla (fresas) que con 200g es suficiente.

Primer paso–   Preparar el bizcochuelo (bizcocho). Esta parte la voy a obviar, pues se puede comprar hecho e incluso con Pio Nono también sirve.

Segundo paso   Batir la crema (nata) añadiendo el azúcar, siempre muy fría, se le puede dar toque de vainilla.  Se deja troceadas las frutas y se reservan algunas en lámina para decorar, si es que se va hacer el chajá de durazno o frutilla.

Tercer paso–   Armar la tarta: Colocar la primera capa de base de bizcocho, humedecer con almíbar y untar con el dulce de leche, cubrirlo con una capa de suspiros rotos (polvo incluido). Colocar otra capa de bizcocho humedecida con almíbar, una capa de chantillí (la nata montada) y entonces definimos que variedad hacemos, pues en esta capa se ponen los trozos de fruta (durazno o fresa) o de nuevo suspiros troceados y duce de leche. Y colocar la última capa de bizcocho humedecida.

Cuarto paso–   Cubrir la tarta con chantillí y los suspiros rotos. Se cubre toda la tarta de chantillí y luego se cubre con los suspiros rotos, como salgan, groseramente. En el centro se puede decorar con dulce de leche, duraznos laminados o fresas, según el chajá que haya optado a construir.

Quinto paso–   Se debe poner en el frigorífico mínimo 3 horas, para que no pierda la consistencia que esperamos.

Reconozco que esperar tres horas es un desafío, pero les aseguro que es necesario para que al cortarla tenga toda la magia de una tarta contundente y ligera como el pájaro del que recibe el nombre.

 

Por gentileza de Retsur Catering – www.restsur.es.- Sms o Whatsapp 677 654 246

Rollo California (Sushi)

Ingredientes para 4 rollos:

  • 1/2 pepino
  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 90 gramos de carne de cangrejo, desmenuzada
  • 4 hojas de alga nori
  • 500 gramos de arroz para sushi cocido
  • 2 1/2 cucharadas de ajonjolí
  • 1 aguacate, rebanado
  • 4 cucharadas de caviar rojo (tobiko), opcional

Modo de preparación:

  1. Corta y desecha los extremos del pepino y parte a la mitad. Luego corta las mitades en cuatro tiras y corta cada tira en tiras muy delgadas.
  2. Mezcla la mayonesa con el cangrejo.
  3. Coloca una hoja de alga sobre un tapete para sushi. Humedece tus manos y extiende sobre la hoja una capa delgada y uniforme de arroz, dejando un espacio de 1 centímetro en la orilla inferior. Espolvorea con ajonjolí y voltea con mucho cuidado.
  4. Acomoda una cucharada de cangrejo aproximadamente a 1/3 de distancia de la orilla superior de la hoja de alga. Agrega encima 1 o 2 tiras de pepino y de 1 a 3 rebanadas de aguacate.
  5. Enrolla con la ayuda del tapete, empezando desde el extremo superior y apretando con cuidado para formar el rollo. Cuando hayas llegado al extremo inferior, humedece la orilla sin arroz y cierra el rollo. Repite el procedimiento con los ingredientes restantes.
  6. Humedece un cuchillo filoso y corta cada rollo en rebanadas de 2 centímetros de ancho. Adorna cada rebanada con caviar rojo.