La cebolla y sus beneficios

Existen muchas variedades y tipos de cebolla (blanca, morada, tierna, etc.) y formas de consumirla (cruda, cocida, caramelizada, en jarabe)

Es, sin duda, uno de los alimentos imprescindibles en nuestra cocina, prácticamente podemos tomarla y cocinarla de mil maneras y sirve para condimentar cualquier plato.

Pero además de sus propiedades culinarias, las propiedades nutricionales e incluso medicinales de la cebolla hacen que sea un alimento altamente recomendable.

El principal componente de la cebolla, con diferencia, es el agua. Supone el 90 % de su composición. Por ello, sorprende que en el 10% restante encontremos tantos nutrientes y con tantas propiedades beneficiosas.

  • Aceites esenciales, responsables de la mayoría de las propiedades de la cebolla, aunque también del molesto lagrimeo que sufrimos cuando las troceamos.
  • Vitaminas del grupo B, necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y del inmunitario.
  • Vitamina E y C, con potente acción antioxidante.
  • Aminoácidos esenciales
  • Fibra.
  • Múltiples minerales y oligoelementos como potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y azufre entre otros.

Una de las propiedades más conocidas de la cebolla es la acción diurética, por lo que se recomienda a personas con insuficiencia renal, gota, cálculos renales, edemas o hipertensión. 

Por su efecto diurético, pero también por su alto contenido en agua y fibra y bajo en grasas y azúcares, es indispensable en cualquier dieta.

Tiene acción expectorante, así como bactericida y fungicida.

Es muy útil en procesos como resfriados, catarros, bronquitis, faringitis y otras afecciones respiratorias.

De hecho, un remedio muy usado en estos casos, es colocar una cebolla partida por la mitad al lado de la cama por la noche para facilitar el proceso de respiración.

Es un potente cardioprotector gracias a su propiedad antitrombótica, además tiene capacidad de disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos y es hipotensora, siempre que se consuma de forma habitual.

La tan conocida acción depurativa de la cebolla se debe a que es capaz de eliminar las toxinas y fermentos que se producen en el estómago tras la digestión, proceso que también favorece al estimular al hígado, páncreas y vesícula para que segreguen las sustancias necesarias.

Estas propiedades solo se dan cuando se consume cruda.

Deberán evitar un consumo excesivo aquellas personas que sufran de acidez estomacal o tengan tendencia a la flatulencia o meteorismo.

Las propiedades de la cebolla son innumerables, fortalecer el cabello, el sistema inmune, los bronquios etc.

Es por ello que os invito a investigar más sobre esta económica y saludable verdura que no puede faltar en nuestra despensa.

Baños de arcilla para tu salud

Cuando decimos que nuestro cuerpo está intoxicado, todos creemos que se trata de algo que comimos o estuvimos expuestos recientemente, sin embargo, esto es falso. Desafortunadamente nuestro cuerpo acumula las toxinas a las que podemos estar expuestos, las que ingerimos y respiramos o que nuestra propia piel absorbe. Algunos síntomas de la acumulación de toxinas en nuestro cuerpo pueden incluir fatiga, dolor y rigidez de articulaciones, dolor de cabeza, acidez estomacal, inflamación abdominal, etc.

Una alimentación más natural y balanceada puede ayudarnos a mantenernos sanos y fortalece al cuerpo para que sea más eficaz al desintoxicar el organismo, sin embargo, existen otras alternativas que también pueden resultarnos útiles para desintoxicarnos, como es el caso de la arcilla.

Desde tiempos antiguos la arcilla se ha utilizado para fines medicinales, desde aliviar dolores musculares, hasta mejorar la apariencia de la piel. Se trata de un ingrediente natural que ayuda a desintoxicar las células del cuerpo. Se dice que la arcilla tiene una carga negativa y por lo tanto atrae las impurezas que en este caso son las toxinas como metales pesados. Existen muchos tipos de arcilla, sin embargo, la arcilla de bentonita, es la que usualmente se emplea para los baños con arcilla. Luego de tomar el baño de arcilla, se aconseja reponer minerales y líquidos con una bebida hidratante, puede tratarse de agua mineral o bien incluir un zumo natural. Si no quieres o no puedes realizar un baño de arcilla, todavía puedes disfrutar de sus beneficios, usando mascarillas o cataplasmas con la arcilla.

Las mascarillas son fáciles de preparar, a la mayoría se le añade agua hasta formar una pasta suave, que puedas distribuir por tu piel de forma homogénea. También puedes añadir un poco de aceite de argán  si tienes piel seca, o unas gotas de aceite esencial de limón si tu piel tiende a ser grasa. Las cataplasmas se pueden utilizar en las áreas del cuerpo, para combatir dolores musculares y reducir la inflamación, la consistencia debe ser como de masa, y se aplicará con ayuda de las manos, dejando reposar por al menos 10 minutos.

Los baños de arcilla pueden ayudarnos a conseguir un alivio inmediato, sin embargo, no se recomiendan en mujeres durante el embarazo o en personas que se encuentran bajo algún tratamiento médico, esto ocurre debido a que, la arcilla empleada moderadamente es un ingrediente natural ideal para la piel y para desintoxicar nuestro organismo, sin embargo, se dice que también tiene la capacidad de absorber nutrimentos, alterar la circulación y respiración.

Si existe alguna enfermedad que involucre al sistema cardiovascular o renal, se aconseja evitar los baños de barro y preferentemente utilizarlo en una superficie del cuerpo mayor al 50%.

La importancia del Magnesio

El Magnesio colabora en mejorar el estado de ánimo de las personas, ya queactúa sobre el sistema nervioso.

El magnesio es un metal muy común en la naturaleza en forma de sales. Es el octavo elemento más abundante en la tierra y el segundo, después del sodio, en el mar.

Es uno de los minerales que necesita el organismo, aunque en pequeñas dosis, para mantener su equilibrio natural.

Está presente en las células nerviosas, por lo que desempeña un papel muy importante en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Es un gran activador metabólico y muscular, que también ayuda a tratar afecciones que alteran el estado de ánimo en las personas, muy necesario para mantener el equilibrio entre cuerpo y mente.

Actualmente la mayor parte de la población presenta déficit de magnesio, debido al empobrecimiento mineral de los suelos agrícolas, tras más de medio siglo de utilización de fertilizantes químicos para las tareas agrarias.

La deficiencia de magnesio puede desencadenar afecciones emocionales y neurológicas.

El cerebro se ve muy afectado por el bajo nivel de magnesio en el organismo. Se recomienda el magnesio para:

  • Ayudar en el tratamiento de la depresión, estrés y falta de energía
  • Prevenir y combatir fobias, ansiedad, tics nerviosos
  • Favorecer la relajación del sistema nervioso mediante la segregación de serotonina
  • Mejorar la concentración
  • Reducir la irritabilidad, nerviosismo y estados de agresividad
  • Ayudar a combatir la fatiga física y mental
  • El consumo de magnesio le permitirá tener un mejor estado de ánimo y poder sentirse más positivo y saludable.

Contra los dolores de las articulaciones, el reuma, la artrosis y cualquier otra dolencia de los huesos, así como para el agotamiento físico, es muy recomendable realizar un baño con sales de magnesio.

El tratamiento, en personas con dolencias graves, consistirá en realizar durante 9 días un baño diario de agua caliente (a 34 °C) con sales de magnesio. A continuación hacer otros 9 baños en días alternos y, finalmente, continuar con un baño semanal durante un año.

Los alimentos que aportan magnesio al cuerpo son:

-Almendras, avellanas, cacahuetes, nueces, castañas, pistachos, piñones, semillas de zapallo, levadura de cerveza, perejil, germen de trigo, garbanzos.

Qué no falte cada día un pequeño aporte de magnesio

Por gentileza de Cristinatur

Salud y bienestar -Como quemar grasa y aumentar la masa muscular

La mayoría de las personas que acuden a un gimnasio lo hacen con dos objetivos, perder grasa o bien para ganar músculo, pero ¿es esto posible? Cualquier persona que acuda a un gimnasio debe de saber y tener claro que para ganar músculo se necesita tiempo, y no son periodos cortos así que debes de saber que esto es de año y no de meses y mucho menos unos días.

Para ganar músculo se necesita aumentar las calorías que se consumen, para tener en todo momento la energía suficiente para poder realizar entrenamientos de buena calidad, y después de estos que el cuerpo se pueda recuperar mejor teniendo el glucógeno del cuerpo recargado.

Esto se consigue, al contrario que en la pérdida de grasa, consumiendo hidratos complejos para poder tener glucógeno en el cuerpo al máximo, comiendo buena cantidad de proteína (2gramos por kilo corporal) para reconstruir el músculo y un gran trabajo muscular intenso en el gimnasio. También, es bueno ingerir una buena cantidad de grasa ya que esta ayuda a la regeneración del tejido muscular, así como también ayuda a asimilar los hidratos de carbono y la protección del músculo que ya existe en el cuerpo impidiendo el catabolismo muscular, que es cuando el cuerpo empieza a nutrirse de sus propios tejidos consumiendo el músculo.

Para poder llegar a perder grasa se necesita bajar la ingesta de calorías y aumentar el consumo de energía y por lo tanto también de calorías, es decir que tu balance calórico sea negativo con el fin de que el cuerpo use la grasa como combustible y así poder reducir la grasa de nuestro cuerpo. Esto se llega a conseguir comiendo menos hidratos simples y en caso de necesidad de hidratos, para poder tener energía en momentos necesarios como cuando acudimos al gimnasio, por hidratos complejos, reduciendo la ingesta de grasa y realizando ejercicio cardiovascular

La manera correcta de hacer este proceso de aumentar músculo y perder grasa es primero hacer la etapa de volumen y luego la etapa de definición o perdida de grasa. Al revés también es posible pero en caso que tengas mucha grasa, es mucho mejor bajar la grasa hasta el punto de hacer las dos etapas nuevamente.

Por lo tanto, empezar con el crecimiento muscular durante cierto tiempo ya que un exceso de grasa como mencionamos te ayudará a la protección de los músculos, además que durante la etapa de hipertrofia debes realizar una etapa de definición para poder quemar el excedente calórico, de la etapa de crecimiento que se habrá convertido en grasa.

Cuando se comienza en el gimnasio por primera vez, si nunca has realizado levantamiento de peso tu cuerpo reacciona al ejercicio perdiendo grasa y ganando músculo, pero esto en unos meses se asienta y los cambios ya no son muy relevantes.

Leche vegetal

Leche vegetal, opción saludable

 

Las leches vegetales han sumado adeptos en los últimos años.

Han pasado de ser un producto para personas con intolerancia a la leche de origen animal, a ser una bebida láctea vegetal incluida en dietas para todas las edades y condiciones.

Algunos de los beneficios que se le atribuyen son:

  • No contienen colesterol, ya que este es exclusivo en los alimentos de origen animal. Incluso la leche de soja contiene algunos elementos que ayudan a disminuirlo
  • Son pobres en sodio por lo que resultan bastante apropiadas para personas con insuficiencia renal, gota, celulitis o retención de líquidos
  • Por su valor nutritivo facilitan la digestión y son ideales para deportistas o personas que padezcan astenia o cansancio. Gastritis, digestiones pesadas o difíciles, enfermedad de Chron y colon irritable son más llevaderas consumiendo este tipo de lácteo vegetal.
  • No contienen lactosa, estimulantes y es una bebida totalmente recomendable para cuidar nuestros huesos y para personas con fibromialgia u osteoporosis

Las principales o más conocidas son la bebida de soja, arroz, avena, chufa o almendras pero también son cada vez más consumidas las de alpiste, kamut, mijo o espelta, amaranto, quinoa, avellana, nuez, sésamo, coco o castaña.

Una de las más sencillas de preparar es la leche de arroz.

Es la bebida vegetal más ligera, pobre en grasas y proteínas y rica en azúcares por o que se toma principalmente como reconstituyente. Además de facilitar la digestión mejora considerablemente el diagnóstico en personas con problemas estomacales

Para elaborar un litro necesitamos:

1-Lavar repetidamente 300 gramos de arroz integral para eliminar todas las impurezas

2-Ponerlo a remojo durante 30 minutos

3-Mezclarlo con un litro de agua

4-Triturar hasta que la mezcla quede bien molida y colar con la ayuda de un colador muy fino

5-Se puede endulzar con azúcar moreno, miel de caña o palma e inclusive aderezar con especias como la canela.

6-Conservar en el refrigerador

Son muchas las alternativas y recetas que podemos elaborar con la leche vegetal así que sólo me resta decir”Imaginación al poder”

 

Por gentileza de Cristinatur

Hieloterapia facial

Beneficios :

Aporta brillo. El hielo mejora la circulación de la sangre, y le otorga a la piel un brillo natural saludable.

Reduce el acné.

Ayuda a disminuir la inflamación y el enrojecimiento de las espinillas y manchas.

Suaviza la piel. Cierra los poros dilatados y tonifica.

Desinflama. Disminuye las bolsas debajo de los ojos.

Evita las arrugas. Retarda la aparición de líneas de expresión.

Prepara la piel

Antes de aplicarte la base de maquillaje, pasa un cubo de hielo por tu piel, enfocándote en los poros abiertos. Empezarás a notar cómo se reducen. De esta manera, prepararás al cutis para obtener los mejores resultados de los cosméticos que utilices.

¿Cómo aplicarlo?

Limpia a profundidad la piel del rostro, antes de empezar con el tratamiento. Debe quedar libre de maquillaje.

Envuelve los cubos fríos en un paño suave de algodón. Nunca los apliques directamente sobre el rostro.  Frota con el paño las diferentes áreas del cutis, y permanece uno o dos minutos, como máximo, en cada zona.

Realiza movimientos circulares con los cubos de hielo, a lo largo de la mandíbula y barbilla, en la frente, las mejillas, y en el área de la nariz.

Completa este tratamiento con la aplicación de un tónico facial natural, u otro producto contra el acné que te recomiende tu dermatólogo.

Para tratar las quemaduras solares, antes de aplicar el hielo sobre la piel, conviene adaptarlo con una toalla mojada en agua helada y aceite esencial de lavanda.

Si quieres una ayuda extra a la hora de tratar las ojeras, puedes congelar cubos con jugo de pepino.

El hielo es mágico, pero debes tener cuidado al utilizarlo: no apliques más de dos cubos, ya que el exceso podría empeorar los problemas de tu piel. La zona de los ojos, se debe frotar con más cuidado.

Si el frío se vuelve demasiado incómodo, deberás detener el tratamiento.  Evita aplicarlo por más de 15 minutos.

Consejos para tu salud dental

Te traemos una serie de consejos para que cuides tu salud dental

 

PREVENIR MANCHAS EN LOS DIENTES

En estas fechas llenas de cenas, comidas y reuniones familiares en torno a una mesa, aumenta el consumo de vino y café, entre otros alimentos. Estos productos pueden llegar a teñir o manchar los dientes dándole un tono oscuro a las piezas dentales. Consumirlos con moderación y ser estrictos con el cepillado de dientes después de cada comida, ayuda a prevenir, mantener y proteger el esmalte.

PON ATENCIÓN A LO QUE COMES

No se trata de ponernos una dieta o evitar comer ciertos alimentos tradicionales de estas fechas, sino de cuidar lo que comemos. Controlar las cantidades de turrón, polvorones o golosinas demasiado dulces, significa también controlar el consumo de azúcar y reducir el riesgo de caries. No debemos olvidar que el consumo excesivo de estos alimentos es la principal causa de la aparición de caries, ya que las bacterias productoras de caries se nutren del azúcar. Si llevamos ortodoncia, es fundamental prestar atención a los alimentos pegajosos para evitar problemas en las encías.

EVITA EL MAL ALIENTO

En estas fechas se producen cambios de dieta y comidas diferentes que pueden provocar mal aliento. Sé regular con la higiene bucal, haciendo hincapié en el cepillado y la limpieza entre dientes. Tampoco olvides limpiar la lengua cada día y realizar enjuagues con colutorios para conseguir prevenir la halitosis de manera eficaz.

PRECAUCIÓN CON LOS ALIMENTOS DUROS

El consumo de turrones y productos duros se dispara con motivo de estas fiestas. Para no correr el riesgo de romperlos o astillarlos, cuando mordemos alimentos duros como el turrón duro o caramelos, es recomendable hacerlo con las muelas y no con los dientes delanteros.

OJO CON EL TABACO

El tabaco es el gran enemigo de la salud en general y de la salud dental en particular. Entre otras cosas, es el principal causante del envejecimiento precoz y el deterioro de la salud de los dientes. Deja de fumar o controla el consumo de tabaco. Aprovecha el año que está a punto de comenzar e inclúyelo en la lista de propósitos de año nuevo. Tu salud y tus dientes te lo agradecerán.

ACUDIR A TU DENTISTA DE CONFIANZA

Sobre todo, si tenemos algún problema en los dientes o en la boca, se recomienda hacer una visitar al especialista. Es aconsejable acudir a la consulta de nuestro dentista hasta dos veces al año como medida eficaz para la prevención de cualquier problema.

Por gentileza de Clínica Dental Estévez y Clínica Dental La Hidalga

Algo más sobre la alcachofa

La alcachofa, alcachofera o alcaucil, está indicada en personas con problemas de ictericia y mala digestión de las grasas.

Es una planta que ayuda en la activación de los jugos biliares y regeneración de las células hepáticas.

Gracias a ello ayuda al hígado en su trabajo de filtración y eliminación de sustancias tóxicas y en general a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Su faceta más conocida, es el uso que se hace de la planta como depurativo en dietas de control de peso gracias a su alto contenido en fibra saciante pero además :

Adicionalmente, las alcachofas contienen un 24% de vitamina K y un 22% de folato, que actúan como antioxidantes anti radicales libres y ayudan a prevenir la anemia

Contienen un 25% del requerimiento diario de vitamina C, (ácido ascórbico), que ayuda a proteger y activar nuestro sistema inmune

Además  su uso como planta se extiende a otros ámbitos como:

  • Los extractos fibrosos, en cosmética como ingrediente de tónicos o lociones ligeramente astringentes, útiles para limpiar y refrescar el cutis o vigorizar el cabello.
  • Las hojas de la alcachofa, para fabricar un licor llamado Cynar, usado como aperitivo amargo o «bitter».

La hoja de la alcachofa se compone, entre otras muchas sustancias de esteroles, magnesio y que actúan en sinergia con la «cinarma» una sustancia amarga y aromática

Los minerales también son abundantes, sirviendo buenas cantidades de magnesio, manganeso, cobre, potasio y fósforo.

La receta:

Si nunca ha probado las alcachofas asadas, corta la tercera parte de arriba y el tallo, haciendo que parezcan una flor.

Inserta un par de gajos de ajo, rocía con aceite y jugo de limón y espolvorea con sal, envuelve de forma apretada con papel aluminio.

Hornea a 425 grados durante una hora y 15 minutos.

Cuando atempere se pueden convertir en una ligera y saludable cena.

Fitoterapia, el poder de las plantas

La fitoterapia consiste en utilizar las propiedades de las plantas para prevenir o tratar las diferentes enfermedades.

Para beneficiarse de todas las virtudes encerradas en la naturaleza, la fitoterapia tradicional aconsejaba el consumo de las plantas medicinales en forma de tisanas, baños, cataplasmas o incluso los «apócemas» cuyo nombre por deformación popular, dio lugar a las famosas pócimas medievales.

En la actualidad, los grandes avances tecnológicos han permitido la creación de nuevas formas más fáciles de administrar y sobre todo más eficaces, debido a que los laboratorios consiguen extraer los principios inmediatos de las plantas, aquellos de los cuales nos beneficiamos y descartar el resto

De todas ellas cabe destacar la más extendida en su uso como son las cápsulas por facilitar tanto la dosis exacta como su consumo general.

Las plantas nos ayudan en cualquier patología. Desde la picadura de un insecto a la fiebre o enfermedades más graves gracias a la variedad y sus compuestos.

El ajo como antiséptico, amapola para combatir el insomnio, valeriana para relajarnos, cola de caballo como diurética o la bardana para aliviar los síntomas del reuma o la gripe son sólo algunos de los ejemplos más conocidos.

Pero existen muchos más.

Ya sean sus raíces, tallos o flores, de cada planta, como de cada persona podemos extraer algo bueno.

También algo malo ya que por ser natural, no deja de ser peligroso.

Sólo debemos recordar nombres como la venenosa cicuta, hiedra, azalea, la hortensia o el ricino entre otras plantas que pueden llegar a ser tóxicas y mortales.

“En la dosis está el veneno” por tanto, precaución a los buenos y bienintencionados consejos de amigos y vecinos y ante todo primero siempre la salud y el bienestar.

Como ocurre con las setas, si no las conocemos, mejor ponernos en manos expertas que sepan cuál es la planta que necesitamos y en qué medida.

Por gentileza de Cristinatur.com

Tiempo de setas y hongos

Existe cierta confusión con los términos “setas” y “hongos”.

Aquí empleamos el término de setas para todo tipo de hongos comestibles. Contiene un 80% de agua,  un 4% de proteínas, un 8% de hidratos de carbonos, un 1% de grasas y proporcionan alrededor de 40 calorías por cada 100 gramos, vitamina D, Riboflavina y Tiamina y  minerales de Sodio, Fósforo, Potasio, Hierro y Cobre.

Los champiñones, también conocidos como Champiñones de Paris, son hongos domesticados del Agaricus silvestre y se cultivan a gran escala, encontrándose en los mercados y tiendas de comestibles.

Conocidos también como Champiñones de Paris, contienen un 4% de prótidos, un 6% de carbohidratos, un 0.3% de lípidos, un 0.8 de celulosa y un 88.5% de agua. Además contiene Fósforo, Cloro, Sodio, Potasio, Magnesio, Calcio, Hierro, Zinc, Cobre, Manganeso y Yodo.

Las trufas son tubérculos, frutos de ciertos hongos, que crecen bajo tierra cerca de las raíces de robles y hayas, están cubiertos por una cascara áspera que protege una carne apretada y firme. Contienen un 5.5% de prótidos, un 5.4 de hidrocarbonados, un 0.3% de lípidos, un 6.6% de celulosa y un 80.2% de agua.

El valor nutritivo de las trufas se considera problemático. Su digestibilidad no es muy buena debido a su apretada textura. Además contiene Potasio, Sodio, Calcio, Magnesio, Hierro, Fósforo, Azufre y Cloro.

Las trufas frescas se recogen en otoño, y sólo se comercializan localmente, por lo que hay que comprarlas cocinadas y enlatadas, cuando ya han perdido parte de su sabor y aroma característico.

La recogida de setas en esta época tiene muchos seguidores, aunque varían las setas buscadas según el terreno en el que nos encontremos. Sin embargo, no todas las setas son comestibles.

Ciertas setas de la familia de las amanitas son letales, de ahí su importancia de no tirarnos al monte sin conocer exactamente qué estamos buscando.

Oreja de bosque, Lengua de gato, boleto granulado, shiitake, champiñón, trufa negra o blanca… la infinidad es tan amplia como el territorio para recolectarlas, por tanto y teniendo en cuenta el peligro, mejor adquirirlas ya envasadas y a razón del plato que vayamos a realizar para degustarlas.

Las setas secas son un ingrediente de reserva muy útil, y se conservan bien durante más de un año. Se secan en bandejas de alambre en una corriente de aire a una temperatura uniforme de 54º C.

Si la piel no es dura ni descolorida, no hace falta pelar. Hay que limpiar los sombrerillos con un paño húmedo o una toalla de papel. Si están muy sucias o llenas de arena y hay que lavarlas, entonces se procede de manera rápida sin dejar que se empapen.

Unos 85 gramos de setas secas equivalen a 450 gramos de setas frescas, una vez hidratadas.