El cuidado de las personas mayores y dependientes

Las ventajas de tener un cuidador en casa

Seguro que eres consciente del gran cuidado que necesitan las personas mayores y del tiempo que se necesita para poder aportarles esta dedicación especial. Si tienes a un familiar con necesidades a tu cargo, es posible que quieras entregarte a él y cuidarlo al máximo, pero que te encuentres con impedimentos como el agotamiento, la falta de tiempo o el estrés excesivo. Si este es tu caso,un asistente a domicilio puede ser tu solución.

Permanecer en su domicilio

Una de las ventajas principales es que el anciano permanece en su casa. Esto es importantísimo porque, de esta manera, se sentirá cómodo, en su hogar, y no rompe con las rutinas de siempre.

Supervisión de la toma de medicamentos

La toma de medicamentos es una constante en las personas mayores. Tengan o no una grave enfermedad, es muy probable que tomen algún que otro tipo de medicamento de manera habitual. La toma correcta en los horarios adecuados, es imprescindible para asegurar su bienestar.

El estado de ánimo del anciano mejora

La presencia de un buen cuidador en la vida de un anciano implica la mejora de su estado de ánimo.La incapacidad de llevar a cabo ciertas tareas, de no recordar ciertas cosas o la soledad constante, pueden conllevar graves depresiones. El cuidado y, sobre todo, la compañía de un cuidador, ayudarán a que la persona mayor se sienta mucho mejor anímicamente y sea más feliz.

Se establecen rutinas

Las personas mayores necesitan adquirir movimientos rutinarios para su día a día. Contratar a un personal cualificado es la mejor forma de crear estos hábitos. Adquirir rutinas favorece la tranquilidad y aporta una gran sensación de seguridad por parte de la persona mayor, que se mantiene más activa porque puede seguir unos patrones.

Mejora de la calidad de vida de toda la familia

Tener a un familiar dependiente y combinar su cuidado con las tareas diarias, es sin lugar a dudas un gran reto que muchas veces puede resultar agotador. Un cuidador, puede ayudarte porque sabrás que tu ser querido está bien cuidado y tendrás más tiempo para llevar a cabo tus responsabilidades diarias.

Hay momentos en que delegar y pedir ayuda será beneficioso tanto para a persona dependiente, como para ti. Ser consciente de las limitaciones y confiar en un cuidador externo que te ayude, hará que todos los miembros de la familia tengan una mayor calidad de vida.

En MASOL te animamos a que contrates a un cuidador que se adaptará a los horarios y tipo de asistencia que más te convengan. Todo ello sin perder la esencia: calidad, inmediatez y mucho amor hacia aquellos mayores que tan bien merecen ser cuidados.

Por gentileza de MASOL

Gimnasia ocular, el poder de la mirada.

Desde cualquier ámbito intentan llamar nuestra atención con todo tipo de mensajes y es la vista la que más acusa este cansancio diario.

Habitualmente necesitamos ciertos momentos de descanso para poder continuar nuestra rutina, mejorar nuestra visión y reducir los efectos secundarios del cansancio visual.

Podemos tomar ciertas precauciones para descansar la vista o reducir la hinchazón de los ojos. Los principales serían:

  • Un buen descanso, reducir el consumo diario de sal y beber suficiente agua.
  • Darse un auto masaje, presionando suavemente con el dedo índice alrededor del ojo hasta terminar en el lagrimal. Repita por lo menos 5 veces para cada ojo.
  • Otro truco es ponerse compresas de infusión de berros y papa cruda sobre las bolsas bajo los ojos.

Procure descansar siempre las horas necesarias tanto durante la noche como a lo largo del día, haciendo ejercicios oculares habitualmente si está por periodos prolongados manteniendo la atención en un punto fijo como pantallas de ordenador u otros dispositivos.

Estos se han diseñado para fortalecer los músculos de los ojos, mejorar el enfoque, los movimientos y estimular el centro de la visión del cerebro. Son sencillos y pueden practicarlos a diario.

1. Parpadear con mucha frecuencia durante 2 minutos. Esto normaliza la circulación sanguínea intraocular.

2. Hacer rotaciones circulares con la cabeza: de lado a lado y de arriba hacia abajo para activar la circulación sanguínea.

3. Frente al espejo, mira hacia la derecha o izquierda por completo (moviendo sólo los ojos en la dirección que elija

4. Frota las manos por unos segundos hasta que se calienten un poco. Ahora, con los ojos cerrados, aplica la parte inferior de las muñecas sobres los ojos por unos minutos. Ayuda a relajar los ojos y permite utilizarlos por más tiempos antes de cansarte.

5. Cerrar los ojos y mover despacio los globos oculares de arriba-abajo. Repetir de 5 a 10 veces.

Otras técnicas como unas rodajas de pepino bien limpio y fresco, o descansar las horas necesarias, también resultan bastante efectivas a la larga.

Por gentileza de Cristinatur

Uso inadecuado de los antibióticos

Los antibióticos se utilizan únicamente para tratar infecciones bacterianas, no sirven para tratar infecciones víricas como la gripe y el catarro.

Si su médico le ha recetado antibióticos, los necesita precisamente para su enfermedad actual.

Es importante que siga las instrucciones relativas a la dosis, las tomas y la duración del tratamiento indicadas por su médico.

El mal uso de los antibióticos puede favorecer algunas bacterias para que no se mueran. Este fenómeno se llama resistencia y algunos tratamientos se vuelven ineficaces. No guarde ni reutilice medicamentos. Si una vez finalizado el tratamiento le sobra antibiótico devuélvalo a la farmacia para su correcta eliminación.

La resistencia a los antibióticos hace que se incrementen los costos médicos, que se prolonguen las estancias hospitalarias y que aumente la mortalidad.

Recuerde:

Los medicamentos no se deben tirar a los desagües ni a la basura.

  • En caso de duda pregunte a su farmacéutico como deshacerse de los medicamentos que no necesita.
  • De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente

Por gentileza de Dra. Diana Bocanegra

El Yoga como disciplina

El yoga es una disciplina tradicional, practicada en la india desde hace siglos, de hecho, allí creen que es eterno, no tiene principio ni fin. No es hasta la década de los 60 cuando llega a occidente y se comienza a popularizar más como práctica física y mental. La práctica del yoga tradicional consta de tres partes:

  • Pranayama o respiración
  • Asanas o posturas
  • Meditación

En el yoga tradicional, las tres prácticas son indivisibles. Mientras en occidente esto se divide para llegar a distintas necesidades.

Prácticas más conocidas

Hatha yoga.

Más clásico e ideal para principiantes. Su práctica es mucho más suave, pausada y sencilla.

Cada postura o asana necesita mantenerse por un número determinado de respiraciones y tiempo.

Ashtanga Yoga

Más vigoroso que el anterior. Se basa en tres pilares:

  • Respiración Ujjayi que se realiza contrayendo la glotis
  • Cierres energéticos o contracciones musculares
  • Drishti o focalización de la mirada en un punto fijo durante las posturas.

Vinyasa Yoga.

En este tipo de yoga las posturas fluyen una tras otras sin descanso o pausa entre ellas, creando un trabajo de fuerza y cardiovascular.

Iyengar Yoga

Se basa en conseguir una correcta alineación de nuestro cuerpo de manera suave y pausada.

Ayudan a controlar el estrés y la ansiedad

Kundalini yoga o Yoga de la energía

Nos hace trabajar más a nivel interno. Postula que nuestra energía interna se encuentra en la base de la columna vertebral, utilizando para ello una respiración muy concreta denominada “Respiración del fuego”

Bikram Yoga

Se practica en salas especiales a una temperatura de 42 grados y una humedad del 40 %. Los beneficios de su práctica van encaminados a mejorar flexibilidad y circulación sanguínea.

Lo más importante antes de elegir una práctica de yoga es encontrar la que más nos guste y un buen profesor. Para empezar a practicar sólo necesitas una esterilla fina, antideslizante, ropa cómoda y muchas ganas.

Por cortesía de Cristinatur. Más información en www.cristinatur.com

Baños de arcilla para tu salud

Cuando decimos que nuestro cuerpo está intoxicado, todos creemos que se trata de algo que comimos o estuvimos expuestos recientemente, sin embargo, esto es falso. Desafortunadamente nuestro cuerpo acumula las toxinas a las que podemos estar expuestos, las que ingerimos y respiramos o que nuestra propia piel absorbe. Algunos síntomas de la acumulación de toxinas en nuestro cuerpo pueden incluir fatiga, dolor y rigidez de articulaciones, dolor de cabeza, acidez estomacal, inflamación abdominal, etc.

Una alimentación más natural y balanceada puede ayudarnos a mantenernos sanos y fortalece al cuerpo para que sea más eficaz al desintoxicar el organismo, sin embargo, existen otras alternativas que también pueden resultarnos útiles para desintoxicarnos, como es el caso de la arcilla.

Desde tiempos antiguos la arcilla se ha utilizado para fines medicinales, desde aliviar dolores musculares, hasta mejorar la apariencia de la piel. Se trata de un ingrediente natural que ayuda a desintoxicar las células del cuerpo. Se dice que la arcilla tiene una carga negativa y por lo tanto atrae las impurezas que en este caso son las toxinas como metales pesados. Existen muchos tipos de arcilla, sin embargo, la arcilla de bentonita, es la que usualmente se emplea para los baños con arcilla. Luego de tomar el baño de arcilla, se aconseja reponer minerales y líquidos con una bebida hidratante, puede tratarse de agua mineral o bien incluir un zumo natural. Si no quieres o no puedes realizar un baño de arcilla, todavía puedes disfrutar de sus beneficios, usando mascarillas o cataplasmas con la arcilla.

Las mascarillas son fáciles de preparar, a la mayoría se le añade agua hasta formar una pasta suave, que puedas distribuir por tu piel de forma homogénea. También puedes añadir un poco de aceite de argán  si tienes piel seca, o unas gotas de aceite esencial de limón si tu piel tiende a ser grasa. Las cataplasmas se pueden utilizar en las áreas del cuerpo, para combatir dolores musculares y reducir la inflamación, la consistencia debe ser como de masa, y se aplicará con ayuda de las manos, dejando reposar por al menos 10 minutos.

Los baños de arcilla pueden ayudarnos a conseguir un alivio inmediato, sin embargo, no se recomiendan en mujeres durante el embarazo o en personas que se encuentran bajo algún tratamiento médico, esto ocurre debido a que, la arcilla empleada moderadamente es un ingrediente natural ideal para la piel y para desintoxicar nuestro organismo, sin embargo, se dice que también tiene la capacidad de absorber nutrimentos, alterar la circulación y respiración.

Si existe alguna enfermedad que involucre al sistema cardiovascular o renal, se aconseja evitar los baños de barro y preferentemente utilizarlo en una superficie del cuerpo mayor al 50%.

Algo más sobre la alcachofa

La alcachofa, alcachofera o alcaucil, está indicada en personas con problemas de ictericia y mala digestión de las grasas.

Es una planta que ayuda en la activación de los jugos biliares y regeneración de las células hepáticas.

Gracias a ello ayuda al hígado en su trabajo de filtración y eliminación de sustancias tóxicas y en general a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Su faceta más conocida, es el uso que se hace de la planta como depurativo en dietas de control de peso gracias a su alto contenido en fibra saciante pero además :

Adicionalmente, las alcachofas contienen un 24% de vitamina K y un 22% de folato, que actúan como antioxidantes anti radicales libres y ayudan a prevenir la anemia

Contienen un 25% del requerimiento diario de vitamina C, (ácido ascórbico), que ayuda a proteger y activar nuestro sistema inmune

Además  su uso como planta se extiende a otros ámbitos como:

  • Los extractos fibrosos, en cosmética como ingrediente de tónicos o lociones ligeramente astringentes, útiles para limpiar y refrescar el cutis o vigorizar el cabello.
  • Las hojas de la alcachofa, para fabricar un licor llamado Cynar, usado como aperitivo amargo o «bitter».

La hoja de la alcachofa se compone, entre otras muchas sustancias de esteroles, magnesio y que actúan en sinergia con la «cinarma» una sustancia amarga y aromática

Los minerales también son abundantes, sirviendo buenas cantidades de magnesio, manganeso, cobre, potasio y fósforo.

La receta:

Si nunca ha probado las alcachofas asadas, corta la tercera parte de arriba y el tallo, haciendo que parezcan una flor.

Inserta un par de gajos de ajo, rocía con aceite y jugo de limón y espolvorea con sal, envuelve de forma apretada con papel aluminio.

Hornea a 425 grados durante una hora y 15 minutos.

Cuando atempere se pueden convertir en una ligera y saludable cena.