El cuidado de las personas mayores y dependientes

Las ventajas de tener un cuidador en casa

Seguro que eres consciente del gran cuidado que necesitan las personas mayores y del tiempo que se necesita para poder aportarles esta dedicación especial. Si tienes a un familiar con necesidades a tu cargo, es posible que quieras entregarte a él y cuidarlo al máximo, pero que te encuentres con impedimentos como el agotamiento, la falta de tiempo o el estrés excesivo. Si este es tu caso,un asistente a domicilio puede ser tu solución.

Permanecer en su domicilio

Una de las ventajas principales es que el anciano permanece en su casa. Esto es importantísimo porque, de esta manera, se sentirá cómodo, en su hogar, y no rompe con las rutinas de siempre.

Supervisión de la toma de medicamentos

La toma de medicamentos es una constante en las personas mayores. Tengan o no una grave enfermedad, es muy probable que tomen algún que otro tipo de medicamento de manera habitual. La toma correcta en los horarios adecuados, es imprescindible para asegurar su bienestar.

El estado de ánimo del anciano mejora

La presencia de un buen cuidador en la vida de un anciano implica la mejora de su estado de ánimo.La incapacidad de llevar a cabo ciertas tareas, de no recordar ciertas cosas o la soledad constante, pueden conllevar graves depresiones. El cuidado y, sobre todo, la compañía de un cuidador, ayudarán a que la persona mayor se sienta mucho mejor anímicamente y sea más feliz.

Se establecen rutinas

Las personas mayores necesitan adquirir movimientos rutinarios para su día a día. Contratar a un personal cualificado es la mejor forma de crear estos hábitos. Adquirir rutinas favorece la tranquilidad y aporta una gran sensación de seguridad por parte de la persona mayor, que se mantiene más activa porque puede seguir unos patrones.

Mejora de la calidad de vida de toda la familia

Tener a un familiar dependiente y combinar su cuidado con las tareas diarias, es sin lugar a dudas un gran reto que muchas veces puede resultar agotador. Un cuidador, puede ayudarte porque sabrás que tu ser querido está bien cuidado y tendrás más tiempo para llevar a cabo tus responsabilidades diarias.

Hay momentos en que delegar y pedir ayuda será beneficioso tanto para a persona dependiente, como para ti. Ser consciente de las limitaciones y confiar en un cuidador externo que te ayude, hará que todos los miembros de la familia tengan una mayor calidad de vida.

En MASOL te animamos a que contrates a un cuidador que se adaptará a los horarios y tipo de asistencia que más te convengan. Todo ello sin perder la esencia: calidad, inmediatez y mucho amor hacia aquellos mayores que tan bien merecen ser cuidados.

Por gentileza de MASOL