Islas Caimán

Las islas Caimán es un territorio británico de ultramar dependiente de Reino Unido y ubicado al noroeste de Jamaica, entre la isla de Cuba y la costa de Honduras, en aguas del mar Caribe

Playas increíbles, excelentes sitios de buceo, chapuzones entre rayas y una gastronomía excepcional destacan a este destino dentro de la oferta caribeña. Aquí, las razones por las que vale la pena conocer estas islas. Lo más habitual es que los viajeros que lleguen a las Islas Caimán lo hagan a través de Gran Caimán, la más grande e importante de las tres del archipiélago. En esta isla se hayan también las mayores mansiones, la ciudad más relevante (George Town), una de las playas más famosas del mundo (la Seven Mile Beach) y los mejores y más exclusivos resorts turísticos.Caimán Brac es, ante todo, un destino para los amantes del submarinismo, aunque sus playas prácticamente desiertas también se prestan a una estancia de varios días. Pequeña Caimán, por su parte, es un paraíso, tanto en lo referente a las especies autóctonas como a los escasos turistas que se dejan cautivar por sus encantos.

La gastronomía local se basa fundamentalmente en pescados frescos con preparaciones sencillas: guisados en leche de coco con verduras (‘coconut dinner’), a la brasa o a la parrilla, adobado, a la sartén o frito. Sus platos más curiosos, las caracolas marinas y la tortuga, tanto en sopa como en filete. Visitar la Cayman Turtle Farm donde se crían tortugas en cautividad es una de las atracciones más populares de Gran Caimán.

En las tiendas de Gran Caimán, las adquisiciones más interesantes son las que están libres de impuestos: lujosas joyas, relojes de marca y cristal inglés. Las joyas de coral negro son una de las especialidades del archipiélago. Los coleccionistas pueden encontrar magníficas piezas provenientes de los restos de naufragios de los siglos XVI y XVII. Por todas partes se encuentran coloridas telas de algodón y otros recuerdos relativamente baratos.