Hoy viajamos a Miami

           Miami es diferente al resto de ciudades estadounidenses. Su privilegiada ubicación al sur de Florida lo convierte en un destino turístico en el que se puede disfrutar de un clima cálido durante los doce meses del año.

           Aunque las playas son el mayor atractivo de Miami, sin duda es un lugar que tiene mucho más que ofrecer; podréis disfrutar de un día refrescante en el Parque Nacional de los Everglades, degustar un café al más puro estilo cubano en Little Habana, pasar un día divertido con los animales de Jungle Island o sentaros en alguna de las terrazas de Ocean Drive para observar el ambiente especial de South Beach.

Miami ofrece al turista una experiencia multicultural: es una ciudad llena de sabores distintos, gente de todo el mundo, playas hermosas, estilos de música de cualquier tipo.

Es un lugar lleno de vida y movimiento capaz de cautivar a cualquier visitante.

Desde el principio de su historia, el clima, su geografía sensual, la vegetación tropical y las cristalinas aguas de la bahía de Biscayne, han dictado el carácter y el comportamiento del lugar: una ciudad dedicada al placer.

 Hoy en día, la ciudad de Miami, está llena de hoteles, museos, restaurantes, discotecas y tiendas dónde comprar. Miami es una de las metrópolis más modernas de EUA.

Sol, playa, aguas azules, arena blanca… Esas son las mejores palabras para definir Miami. Se trata de un lugar lleno de playas capaces de enamorar a cualquier viajero. Playas idílicas y tranquilas hasta playas llenas de gente con mucho ambiente e incluso fiesta a plena luz del día. Miami es la tierra del sol y del buen tiempo y esto se ve reflejado en la energía y la magia que transmiten todas sus playas.

El viajero podrá gozar de muchas más cosas que de increíbles playas, también podrá gozar de vida cultural. La realidad es que Miami ofrece muchos museos interesantes que visitar, apasionantes espacios naturales, barrios étnicos cautivadores y calles con su propio carácter y vitalidad.

Espacios y lugares que no dejan indiferente a nadie.