Hoy viajamos a Mònaco

El Principado de Mónaco está situado a los pies del sur de los Alpes y a orillas del Mar Mediterráneo, en la costa meridional de Francia, cerca de la frontera con Italia, en la Riviera Francesa, también llamada la Costa Azul.

Es un estado de Europa occidental, a orillas del mar Mediterráneo. Su clima mediterráneo por excelencia, hace de Mónaco un lugar privilegiado. Una de las principales fuentes de ingresos de Mónaco es el turismo.

Es además un prestigioso centro de cultura en el cual están ubicados los hoteles más lujosos, así como uno de los más prestigiosos sistemas gastronómicos del mundo.

El principado es sede de varios eventos tales como el Gran Premio de Mónaco de la Fórmula 1 así como el Masters de Montecarlo, uno de los eventos de tenis más prestigiosos del mundo. Pero sin dudas es el Casino de Montecarlo el cual se ha dedicado desde sus orígenes al arte del juego la mayor atracción de Mónaco.

Son impresionantes sus viviendas lujosas, rodeadas por la roca escarpada y sus edificios de categoría, en el que destacan el hotel Hermitage, con su arquitectura Belle Époque y el Casino del Café de Paris. Su estilo Belle Époque se mezcla con una decoración futurista realzada por los arcos, que difunde una luz cambiante a lo largo del día.

Otros lugares que no se pueden dejar de visitar son, el Jardín exótico, el Museo Oceanográfico, la Catedral de Mónaco, el Palacio del Príncipe y Museo de Souvenirs napoleónicos entre otros.

Finalmente, descubra Mónaco deambulando por sus calles entre tiendas de joyería y alta costura y palacios fastuosos. También merece la pena ver la ópera de Montecarlo, la obra maestra de Charles Garnier construida en la década de 1870. Observe los detalles minuciosos de las esculturas, bóvedas y columnas, que no tienen nada que envidiar a su homólogo parisino. No cabe duda de que Mónaco esconde tesoros en cualquier esquina.