Hoy viajamos a Praga

Praga, la capital de la República Checa, está dividida por el río Moldava. Recibe el apodo de la “Ciudad de las Cien Torres” y es conocida por la Plaza de la Ciudad Vieja, el núcleo de su centro histórico, con coloridos edificios barrocos, Iglesias góticas y el Reloj Astronómico medieval, que muestra un espectáculo animado cada hora. El puente peatonal de Carlos se completó en 1402 y está bordeado de estatuas de santos católicos.

Praga aparte de ser considerada una de las ciudades más hermosas del mundo, alberga una gran parte de la historia de Europa; de hecho, su hermoso casco antiguo es una prueba de su grandeza histórica.

La ubicación privilegiada de Praga hace que haya mucho que ver en esta singular capital. Además de contar con una historia increíble. Praga ha sufrido durante las dos guerras mundiales y posee vestigios de las eras Prehistórica, Edad Antigua, Edad Media, y todo el camino hasta la vida moderna de hoy día, teniendo una relevancia en Europa a la par de Roma, Berlín o París.

Tradicionalmente Praga ha sido uno de los centros culturales más importantes de la Europa Central. Tras la caída del comunismo, recuperó su tradición y festeja centenares de eventos como festivales de cine, música o literatura. La actividad teatral y operística de la ciudad presenta una enorme oferta durante todo el año. El Teatro Negro, el Teatro Nacional de Praga y el Teatro del ballet Nacional son algunos de los más famosos atractivos culturales.

Culturalmente es un centro de gran actividad. Acumula numerosos museos, salas de conciertos y operas, teatros, además Praga es sede de importantes eventos culturales como el Festival Internacional de la Primavera de Praga.

Algunos de los monumentos más famosos son el Castillo de Praga, el Puente de Carlos, la Catedral de San Vito entre otros.

No se puede dejar de visitar lugares como. la Sinagoga Viejo-Nueva, la Plaza de la Ciudad Vieja, el Barrio judío y la Casa Danzante.

La cocina checa es rica y variada. El plato más popular (considerado plato nacional) es el cerdo asado con pasta pero además destacan La Kulajda,(Sopa cremosa preparada a base de puré de patatas, setas y leche agria), Knedlíky ( Bolas de harina hechas a base de patatas o pan rallado), Chlebicky ( Pequeños canapés de diferentes ingredientes), Utopenec: (Salchichas maceradas con pimiento y cebolla frita).

Debido a que la cerveza es parte intrínseca de la actividad culinaria de la República Checa muchos platos tienen la forma y la preparación de aperitivos y son servidos en lugares públicos y restaurantes, generalmente acompañando a unas cervezas.

.