Hyundai Kona Eléctrico 2021

El Hyundai Kona eléctrico 2021 tiene cambios que afectan al estilo de la carrocería, al sistema multimedia y al equipamiento relacionado con la asistencia a la conducción. También está disponible en versiones Diesel y gasolina, así como híbrida no enchufable.

Cuenta con un frontal en el que se han rediseñado el paragolpes y sus entradas de aire funcionales, los grupos ópticos, las luces led de conducción diurna y la parrilla, manteniendo la toma de carga asimétrica en la parte delantera. Los pasos de rueda se han pintado en el color de la carrocería, las llantas de 17 pulgadas tienen un nuevo diseño y en la zaga aparece un paragolpes revisado, así como unos pilotos traseros de nueva factura. Así es ahora 25 milímetros más largo que su antecesor.

En el interior, ha variado ligeramente el diseño del salpicadero y la consola central. La nueva disposición de los mandos aporta una mejor ergonomía y más espacio. Las pantallas son más grandes: la instrumentación digital alcanza las 10,25 pulgadas, una medida que comparte con el monitor central, aunque este, en las versiones convencionales, se queda en 8,0 pulgadas.

La autonomía que es posible recorrer con una recarga no cambia. El modelo con la batería pequeña puede hacer 305 kilómetros (WLTP); el que tiene la de mayor capacidad, 484. La potencia máxima de carga en corriente continua es de 100 kW. En corriente alterna la carga puede ser hasta un máximo de 10,5 kW de potencia si se opta por el cargador opcional embarcado, ya que el de serie es de 7,2 kW.

Cuando se conecta a un cargador de 50 kW, la batería del Kona de mayor capacidad se puede cargar del 10% al 80% en 64 minutos y se reduce a 47 minutos si se utiliza uno de 100 kW. Se puede optar por un cargador a bordo trifásico de 10,5 kW, con el que se puede reponer la energía en un plazo inferior a las 7 horas, así como una toma doméstica a 220 voltios con la que el tiempo de espera se prolonga hasta las 28 horas y 17h la batería más pequeña.

Los elementos de asistencia a la conducción tienen mejoras. La alerta de tráfico trasero cruzado puede detener al vehículo para evitar una posible colisión y, la alerta de vehículos en el ángulo muerto, puede activar los frenos selectivamente para variar la trayectoria y evitar una colisión. Se incluye la advertencia de salida segura del habitáculo (SEW; avisa de si hay vehículos rebasando al Kona en ese momento) y un aviso de si el vehículo que está situado por delante ha empezado a moverse.