La importancia del Magnesio

El Magnesio colabora en mejorar el estado de ánimo de las personas, ya queactúa sobre el sistema nervioso.

El magnesio es un metal muy común en la naturaleza en forma de sales. Es el octavo elemento más abundante en la tierra y el segundo, después del sodio, en el mar.

Es uno de los minerales que necesita el organismo, aunque en pequeñas dosis, para mantener su equilibrio natural.

Está presente en las células nerviosas, por lo que desempeña un papel muy importante en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Es un gran activador metabólico y muscular, que también ayuda a tratar afecciones que alteran el estado de ánimo en las personas, muy necesario para mantener el equilibrio entre cuerpo y mente.

Actualmente la mayor parte de la población presenta déficit de magnesio, debido al empobrecimiento mineral de los suelos agrícolas, tras más de medio siglo de utilización de fertilizantes químicos para las tareas agrarias.

La deficiencia de magnesio puede desencadenar afecciones emocionales y neurológicas.

El cerebro se ve muy afectado por el bajo nivel de magnesio en el organismo. Se recomienda el magnesio para:

  • Ayudar en el tratamiento de la depresión, estrés y falta de energía
  • Prevenir y combatir fobias, ansiedad, tics nerviosos
  • Favorecer la relajación del sistema nervioso mediante la segregación de serotonina
  • Mejorar la concentración
  • Reducir la irritabilidad, nerviosismo y estados de agresividad
  • Ayudar a combatir la fatiga física y mental
  • El consumo de magnesio le permitirá tener un mejor estado de ánimo y poder sentirse más positivo y saludable.

Contra los dolores de las articulaciones, el reuma, la artrosis y cualquier otra dolencia de los huesos, así como para el agotamiento físico, es muy recomendable realizar un baño con sales de magnesio.

El tratamiento, en personas con dolencias graves, consistirá en realizar durante 9 días un baño diario de agua caliente (a 34 °C) con sales de magnesio. A continuación hacer otros 9 baños en días alternos y, finalmente, continuar con un baño semanal durante un año.

Los alimentos que aportan magnesio al cuerpo son:

-Almendras, avellanas, cacahuetes, nueces, castañas, pistachos, piñones, semillas de zapallo, levadura de cerveza, perejil, germen de trigo, garbanzos.

Qué no falte cada día un pequeño aporte de magnesio

Por gentileza de Cristinatur