Mascarillas caseras antiarrugas

Existen distintos productos que por sus cualidades funcionan magníficamente como antiarrugas naturales. Algunos de ellos son los siguientes:

Aguacate: Mezcla la pulpa de medio aguacate, una clara de huevo y medio limón exprimido y aplicar durante 3 minutos antes de aclarar con agua fría.

Aceite de oliva: Para las arrugas faciales, puede aplicarse directamente o mezclarse con clara de huevo y aloe vera y aplicarse como mascarilla durante 20-30 minutos.

Pepino: se puede usar solo, cortado en rodajas y aplicado directamente sobre la piel, para evitar bolsas, hinchazón de párpados y cansancio en los ojos, o en mascarilla, mezclado con yogur.

Miel: es un producto muy hidratante y ayuda a reflexibilizar la piel. Mezclada con pulpa de manzana (refrescante) o con yogur da muy buen resultado para las arrugas de expresión.

También está muy bien añadida a un poco de yogur y puré de patata natural, ya que este último producto tiene propiedades astringentes, limpiadoras y la combinación, además de hidratar y mejorar el aspecto de la piel, reduciendo las arrugas, elimina imperfecciones y acné.

Jugo de arroz: El agua del arroz hervido, aplicado tal cual, da elasticidad y brillo a la piel.

Clara de huevo: Aplicada directamente sobre el rostro durante 20 minutos y luego retirada con agua, ayuda a relajar las líneas de expresión.

Artículo gentileza de Nieves Pestano