Mejorar la hernia de hiato

La hernia de hiato ocurre cuando una parte del estómago aprieta o empuja a través del diafragma. Este tiene una ligera apertura que actúa como un canal para el esófago, permitiendo el paso de los alimentos hasta el estómago.

 Suele ocurrir de manera frecuente que el estómago empuja hacia arriba a través del hiato, cuando este ha perdido su tonicidad sumado a otros factores como la edad, una mala alimentación y la falta de ejercicio entre otros:

En primer lugar, puede haber una causa mecánica. Movimientos incorrectos, tos fuerte e insistente, vómitos prolongados severos, episodios de trabajo pesado, agudos golpes en el abdomen o alguna lesión.

Una causa habitual puede ser un levantamiento brusco. Si el aire no es expulsado de los pulmones mientras te levantas, forzará al estómago hacia el área entre el diafragma y el esófago lo que puede ocasionar la hernia.

También se conoce que es más frecuente en mujeres que en hombres y que afecta a personas de todas las edades y sobre todo a mayores a partir de 50 años.

Aunque la mayoría de las hernias de hiato son pequeñas y causan pocos o ningún síntoma, las grandes pueden causar generalmente acidez, dificultad para tragar y fatiga.

Un método eficaz para evitar una hernia es fortalecer la musculatura practicando ejercicios suaves con los siguientes ejercicios:

  • Acuéstate sobre su espalda y doble las rodillas, dejando los pies apoyados en el suelo.
  • Levanta los glúteos y la espalda baja del suelo, dejando los pies y los hombros en el suelo apoyando tu peso.
  • Baja suavemente.
  • Repite esto unas 10 veces al día.

Tomarse la vida con calma, masticar bien los alimentos, evitar digestiones pesadas o atracones de comida, son otros consejos igual de útiles. 

Por gentileza de Cristinatur