Panna Cotta

La Panna Cotta es un postre Italiano sencillísimo de preparar y que gusta mucho por su cremosidad y por acompañar los sabores de la fruta fresca. Hoy la haremos con una salsa de fresas y la acompañaremos con fresas troceadas.

Ingredientes para preparar Panna Cotta


400 ml. de nata líquida. 
1,5 hojas de gelatina o 34 gr. de gelatina en láminas. 
1 ramita de vainilla. 
40 gr. de azúcar. 

Para la salsa de fresas: 

250 gr. de fresas 
60 gr. de azúcar.

Para hacer la Panna Cotta, remojaremos las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría. Quedarán a remojo unos 15 minutos, hasta que estén bien blandas. 

Tomamos un cazo y calentamos la nata, junto con el azúcar y la vainilla. Dejamos que llegue a hervir. En este momento, apagamos el fuego, retiramos la ramita de vainilla, añadimos las láminas de gelatina y removemos hasta que se integren bien con la nata. 

Colamos la mezcla, pasándola a una jarrita y la distribuimos en cuencos, moldes, o flaneras. Dejaremos que cuajen en la nevera, tardará unas 4 horas. 

Para preparar la salsa de fresas, lavamos y picamos las fresas en trozos pequeños. Las calentamos en un cazo, junto con el azucar y las vamos aplastando con la ayuda de un tenedor. Cuando el azúcar se haya derretido, y esté caramelizado junto con las fresas, apagamos el fuego y pasamos la mezcla a un vaso de batidora. Lo batimos bien, para que quede una salsa fina y con un color rojo vivo. 

Cuando haya cuajado la Panna cotta podremos desmoldarla, ponerle la salsa de fresa por encima y acompañarla de algunas fresas naturales. Finalmente, sólo queda disfrutar.