QUE NOS APORTA EL RETINOL

Se la conoce como Retinol porque tiene una función específica en la retina del ojo. En el papiro de Eber(1500 a.C.), uno de los más antiguos tratados.

En el Egipto faraónico, se recomendaba el hígado de buey y el hígado de gallo negro para modular la ceguera crepuscular y las lesiones que producen opacidad en la córnea.

Su denominación proviene de la zanahoria (Daucus carota) que es rica en caroteno. El más activo es el betacaroteno, llamado Provitamina A.

Actúa directamente como factor antienvejecimiento, pero también nos ayuda a evitar o mejorar en caso de anemia, síntesis de colágeno, disminuir los niveles de colesterol además de contener propiedades antialérgicas

Una carencia de vitamina A se puede deber a diversos factores:

  1. Por falta de deporte: la malnutrición del anciano y por dietas bajas el proteínas para adelgazamiento o eliminar colesterol.
  2. Por problema de mala absorción: Derivados de otros problemas en hígado y vesicula biliar.
  3. Por un aumento excesivo de las necesidades: Enfermedades crónicas, infecciones, y fiebre en los niños, hipertiroidismo, contaminación, tabaco, alcoholismo, cáncer, ingesta de anticonceptivos y algunos medicamentos como antiácidos, anticoagulantes, aspirina, barbitúricos o laxantes.

Algunas enfermedades como neumonía o el hipertiroidismo también hacen perder gran cantidad de vitamina A.

COMO EVITAR SU CARENCIA

Principalmente tomando alimentos ricos en vitamina A. Por cada 100 gramos encontramos que alimentos como el hígado, huevos y zanahorias son los que más cantidad contienen.

-Hígado de cordero 20000.00 mg /Aceite de hígado de bacalao 18000.00 mg / Hígado de cerdo 17595.00 mg / Hígado de ternera 10000.00 mg

-Huevo de pato 740.00 mg.

-Zanahoria 1333.00 mg / Zanahoria cocida 1260.00 mg. / Perejil fresco 673.33 mg.

La vitamina A es muy estable al calor e insoluble en agua aunque muy sensible a la luz y la oxidación, de ahí la importancia de tomar los zumos rápidamente para poder aprovechar la mayor cantidad de propiedades posibles.

Es más, si se consume en productos enlatados se pierde entre un 15-30% de sus beneficios antes de ser consumidos.

Aunque la vitamina E la protege de la oxidación, siempre es mejor conservar los alimentos que la contienen a la sombra y al abrigo del aire.

Artículo gentileza de Cristinatur