Entradas

¿Conoces el aceite de borraja?

La borraja es una planta común en Europa Central y Meridional. El gran interés suscitado entorno a esta planta durante los últimos años en el campo de la cosmética, se debe al alto contenido de sus semillas en dos ácidos grasos esenciales, los gammalinoléicos y los linoléicos.

El aceite de borraja es uno de los grandes eclipsados por el aceite de argán, también por el de rosa mosqueta. Las ventajas de este óleo vegetal lo hacen apto para uso en cosméticos.

  • Es de rápida absorción. No deja una sensación grasa en el cutis ni en otra parte del cuerpo
  • Regula el brillo de la piel.
  • Es antioxidante. Las vitaminas C y E (tocoferol) se encuentran presentes para combatir los radicales libres que aceleran el envejecimiento prematuro.
  • Es bastante hidratante. Contribuye en el refuerzo de las membranas celulares para mantener el agua en sus niveles más óptimos.
  • Tiene una acción regeneradora.

Los mayores beneficios del aceite de Borraja están asociados con su capacidad para regular los triglicéridos y colesterol. Es eficaz para aquellas personas que padecen diabetes.

También ejerce una acción diurética al aumentar la eliminación de elementos metabólicos de desecho mediante la orina.  Estas cualidades de la planta benefician a los enfermos de gota, nefritis o artritis.

En resumen, funciona como una excelente fórmula para limpiar la sangre, desinflamar las mucosas y la piel. De usarse en su forma líquida, el aceite de Borraja puede emplearse para aliñar ensaladas y verduras. Es recomendable ingerir una cucharada en las comidas durante algunas semanas.

Aplicado en forma de cataplasmas acelera la maduración de abscesos y furúnculos.

Si lo que necesita es un aceite cosmético, debemos asegurarnos de que se haya extraído por prensado en frío, para que mantenga sus propiedades intactas.

Hoy en día es fácil encontrarlo en forma de aceite, cápsulas, perlas, pastillas o preparado e incluido en infinidad de cremas

Por gentileza de Cristinatur

 

Lasaña vegetal

La lasaña es una pasta tradicional de Italia que ha viajado por todo el mundo conquistando los paladares más exquisitos. Si bien se prepara utilizando masa, con esta receta podrás preparar de manera sencilla una lasaña completamente de vegetales

Para 1 porción: 

-2 champiñones grandes
-1 taza de anacardos remojados durante 4 horas.
-1 puñado de espinacas
-1 tomate
-1 aguacate  grande
-1 calabacín
-Aceite de oliva
-1 limón
-Cantidad necesaria de agua
-Sal
Hojas de rúcula fresca

  1. Cortar en láminas muy finas el tomate, el calabacín. el aguacate y los champiñones.
  2. Mezclar los champiñones con el jugo de medio limón, el aceite de oliva y sal. Dejar reposar.
  3. Preparar una crema de espinaca batiendo las castañas ya ablandadas con un poco de agua, jugo de medio limón, sal y las espinacas hasta conseguir una preparación cremosa, no demasiado líquida.
  4. Armar la lasaña alternando todos los ingredientes al gusto.

Para acompañar, servir con rúcula y unas gotas de vinagre. Tendrás una comida rápida , sana y sabrosa.

Algo más sobre la alcachofa

La alcachofa, alcachofera o alcaucil, está indicada en personas con problemas de ictericia y mala digestión de las grasas.

Es una planta que ayuda en la activación de los jugos biliares y regeneración de las células hepáticas.

Gracias a ello ayuda al hígado en su trabajo de filtración y eliminación de sustancias tóxicas y en general a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Su faceta más conocida, es el uso que se hace de la planta como depurativo en dietas de control de peso gracias a su alto contenido en fibra saciante pero además :

Adicionalmente, las alcachofas contienen un 24% de vitamina K y un 22% de folato, que actúan como antioxidantes anti radicales libres y ayudan a prevenir la anemia

Contienen un 25% del requerimiento diario de vitamina C, (ácido ascórbico), que ayuda a proteger y activar nuestro sistema inmune

Además  su uso como planta se extiende a otros ámbitos como:

  • Los extractos fibrosos, en cosmética como ingrediente de tónicos o lociones ligeramente astringentes, útiles para limpiar y refrescar el cutis o vigorizar el cabello.
  • Las hojas de la alcachofa, para fabricar un licor llamado Cynar, usado como aperitivo amargo o «bitter».

La hoja de la alcachofa se compone, entre otras muchas sustancias de esteroles, magnesio y que actúan en sinergia con la «cinarma» una sustancia amarga y aromática

Los minerales también son abundantes, sirviendo buenas cantidades de magnesio, manganeso, cobre, potasio y fósforo.

La receta:

Si nunca ha probado las alcachofas asadas, corta la tercera parte de arriba y el tallo, haciendo que parezcan una flor.

Inserta un par de gajos de ajo, rocía con aceite y jugo de limón y espolvorea con sal, envuelve de forma apretada con papel aluminio.

Hornea a 425 grados durante una hora y 15 minutos.

Cuando atempere se pueden convertir en una ligera y saludable cena.