Uso inadecuado de los antibióticos

Los antibióticos se utilizan únicamente para tratar infecciones bacterianas, no sirven para tratar infecciones víricas como la gripe y el catarro.

Si su médico le ha recetado antibióticos, los necesita precisamente para su enfermedad actual.

Es importante que siga las instrucciones relativas a la dosis, las tomas y la duración del tratamiento indicadas por su médico.

El mal uso de los antibióticos puede favorecer algunas bacterias para que no se mueran. Este fenómeno se llama resistencia y algunos tratamientos se vuelven ineficaces. No guarde ni reutilice medicamentos. Si una vez finalizado el tratamiento le sobra antibiótico devuélvalo a la farmacia para su correcta eliminación.

La resistencia a los antibióticos hace que se incrementen los costos médicos, que se prolonguen las estancias hospitalarias y que aumente la mortalidad.

Recuerde:

Los medicamentos no se deben tirar a los desagües ni a la basura.

  • En caso de duda pregunte a su farmacéutico como deshacerse de los medicamentos que no necesita.
  • De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente

Por gentileza de Dra. Diana Bocanegra